La formación laboral en los adolescentes con discapacidad intelectual

Santiago de Cuba, 25 de oct. – El Aprendizaje Servicio Solidario en la educación especial permite focalizar en las habilidades y potencialidades de los estudiantes, por tanto, revertir el paradigma del discapacitado como destinatario pasivo, para enfatizar su protagonismo y desarrollar su autoestima.

Para muchos autores la pubertad y la adolescencia son edades especialmente propicias para alentar el compromiso con la realidad y el desarrollo de competencias para la participación ciudadana.

La mayor autonomía de los adolescentes con discapacidad intelectual leve les da paso a poder encarar proyectos en zonas fuera  de la institución educativa,  Estos proyectos pueden estar vinculados con la educación ambiental que forma parte del currículum de las ciencias naturales.

Los proyectos de Aprendizaje Servicio Solidario en la discapacidad intelectual leve, permiten promover el desarrollo de competencias para la vida y para la inserción laboral, al facilitar la interacción con otros adolescentes y jóvenes, así como, con las instituciones en las desarrollan la formación laboral. 

Ahora bien, ¿Qué elementos del Aprendizaje Servicio Solidario favorecen procesos de inclusión en los adolescentes con discapacidad intelectual leve desde la educación ambiental?

Fomentar los procesos de inclusión social no es sólo privativo de los agentes especializados o políticas sociales, sino que requiere la implicación de toda la ciudadanía.

Es importante por tanto que la sociedad en sentido amplio, también debe ser educada sobre el derecho de las personas con discapacidad intelectual, a vivir una vida con respeto y dignidad, sin discriminación. Es posible lograr este objetivo mediante la formación de los ciudadanos, desde la ampliación de la concienciación social, con vistas a cambiar las actitudes y creencias falsas acerca de este trastorno. Los adolescentes con discapacidad intelectual deben ser integrados en la sociedad, no aislados, segregados o discriminados de manera alguna.

El Aprendizaje-Servicio Solidario es una metodología novedosa que propone la combinación de procesos de aprendizaje del grupo y de servicio a la comunidad en un solo proyecto bien articulado donde los participantes aprenden mientras dan respuesta a una necesidad real del entorno con la finalidad de mejorarlo.

Es por tanto, una metodología que permite unir el aprendizaje de conocimientos y la adquisición de competencias con el compromiso social y valores. Además, como si fuera poco, explora en las necesidades del entorno con el fin de generar nuevos yacimientos de empleo alternativos a los tradicionales.

La educación ambiental en las escuelas especiales está orientada al dominio de los aprendizajes que permita a estos estudiantes su funcionamiento en los ambientes naturales y sociales, y su adaptación a ellos sin dañarlo y sin recibir los efectos nocivos de estos.

Está fomentada por las organizaciones estudiantiles y juveniles representadas en la escuela y/o comunidad. Para ello, se utiliza el entorno donde se encuentra enclavada la institución escolar, atendiendo a las características de las necesidades y potencialidades de los escolares con discapacidad intelectual.

La formación laboral, debidamente organizada, si bien propicia la desarrollo de las habilidades para planificar, ejecutar y controlar las operaciones durante la actividad laboral, incide favorablemente en el desarrollo personal del individuo, por tanto, es posible lograr en los adolescentes con discapacidad intelectual leve la apropiación de los conocimientos, hábitos, habilidades, valores y normas laborales, si se ponderan, junto al nivel de desarrollo psíquico individual alcanzado, sus posibilidades potenciales para lograr adecuados niveles de autonomía personal.

Lo anterior permite comprender la sinergia que se da entre la educación ambiental, formación laboral y la Aprendizaje Servicio Solidario, por cuanto, esta triada, son propuestas pedagógicas que entretejidas como un todo les permiten a los adolescentes con discapacidad intelectual leve el desarrollo de conocimientos y competencias ambientales, por cuanto, esta mirada plantea la adquisición de saberes ambientales, a través de la aplicación de las materias de estudio, con la puesta en juego de actividades de formación laboral para la vida, desde la realización de un servicio pensado que pretende cubrir las necesidades ciudadanas.

Deja una respuesta