La más hermosa historia del Poder Popular está en Mirtha Serguera.

Santiago de Cuba, 31 de oct.- Mirtrha Aleyda  Serguera Riveri, tiene el honor de ser la primera Secretaria de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Santiago de Cuba, y está en el listado de las mujeres fundadoras de los Órganos Locales del Poder Popular.

Ella  conserva en su memoria con mucho orgullo  experiencias suficientes, para compartir sus ideas con quienes lo soliciten  y narrar anécdotas que muestran su activo incursionar como mujer de gobierno.

Cuando se celebró el Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba en 1975, Mirtha fue elegida delegad, y desde aquel entonces prestó atención a lo que se hablaba del Poder Popular luego del inicio de la experiencia en la provincia de Matanzas.

 Fue en su tiempo cuando se aprobó la implementación de esta nueva forma de gobierno basada en los Órganos Locales el Poder Popular, la división político-administrativa en Cuba, la institucionalización del país, la plataforma programática, entre otras medidas  que confirmaban el rumbo de una Revolución que no tendría retroceso posible.

Por una casualidad que esta santiaguera le agradece a la vida,  Mirtha Serguera fungió como Presidenta de la Comisión encargada de trabajar en la división político-administrativa de este territorio, y según nos manifestó, aquella “fue una tarea muy difícil. En una de las reuniones sostenidas en la Escuela Provincial del Partido ubicada en Dos Palmas, donde nos reuníamos con Almeida (Juan Almeida Bosque) quien dirigía por aquel entonces el Oriente cubano, se determinaba como se iba a dividir aquella inmensa provincia de Oriente, y llegó Raúl (Raúl Castro Ruz) y dice:

— Bueno y cómo queda  Birán en le división político-administrativa.

— Bueno queda en Holguín.

— Ah sí, y quién de ustedes le va a decir a Fidel  (Fidel Castro Ruz) que él no es de Santiago.

Esta fue una de las anécdotas relatadas por Mirtha, como un ejemplo de lo dura que fue esa tarea tan necesaria para el surgimiento oficialmente de los Órganos Locales del Poder Popular que tuvo su experiencia en 1974 en Matanzas y luego de dos años, se hizo realidad en todo el país.

Según expresó Mirtha, luego de concluida esta primera etapa, comienza el proceso eleccionario, la nombran Presidenta de la Comisión Electoral en un momento donde estaba estipulado por la Ley Electoral que no se podía tener más de 200 circunscripciones, y a pesar de lo difícil para una ciudad tan populosa como Santiago de Cuba, se logró cumplir convenientemente la tarea asignada.

Entre las experiencias recuerda que “fue en Santiago de Cuba el único lugar donde se utilizaron palomas mensajeras para trasladar el resultado del escrutinio de un colegio a otro, pues no había otro medio para hacerlo en zonas del plan turquino como de Ramón de las Yaguas a La Pimienta y otros lugares tan lejanos y de difícil acceso por aquel entonces”.

También entre las anécdotas Mirtha refiere que…“nunca imaginó formar parte de la dirección de la Asamblea Municipal del Poder Popular”.  Pero la nominaron  como candidata a delegada en una zona de su circunscripción, y tuvo el honor de estar entre los fundadores del Órgano de Gobierno.

 Dijo además en la conversación, que en los inicios,  “todos los dirigentes del gobierno debían ser delegados de base. Y la Asamblea estaba constituida en sus inicios por el Presidente, el vicepresidente, el Secretario y el Comité Ejecutivo”.

  “Y en la sesión constitutiva queda como secretaria de la primera Asamblea Municipal del Poder Popular en Santiago de Cuba, tarea hermosa que cumplí con el Doctor Enrique Castellanos como Presidente y Williams Fuentes como vice presidente.

“Esa etapa de mi vida fue la más fuerte, la más linda. El Poder Popular fue lo más grande que marcó mi vida, al extremo tal que viví el momento del Poder Popular con una intensidad increíble. Me enamoré del Poder Popular y lo sigo queriendo mucho”

Por:   Agustina Bell Bell.

 

  

Deja una respuesta