La mejor ofrenda de los santiagueros a la Patria

Santiago de Cuba, 15 de oct. – Un pueblo más laborioso y rebelde y una ciudad más heroica y hospitalaria, donde siempre le espere a Cuba la victoria en los afanes por forjar un mejor futuro, es el regalo que los santiagueros ofrecen a los titulares de los órganos superiores de la nación elegidos este 10 de Octubre para fortalecer el poder del Estado, que es el poder del pueblo, y reafirmar su soberanía.

Ese singular acto en que la Asamblea Nacional del Poder Popular y sus diputados asumieron tan alta responsabilidad, en representación del pueblo,solo persigue seguir consolidando y perfeccionado la institucionalidad del país, con apego ala nueva Carta Magna proclamada el 10 de abril, a 150 años de la primera Constitución mambisa, aprobada en Guáimaro, en 1869.

Ante tanta gloria vivida, a los nacidos en esta legendaria tierra les asiste el privilegio de ser protagonista de la historia, con el supremo compromiso de mantenerse firmes, con la solidez ideológica como bandera, sin vulnerar un solo principio, como bastión inexpugnable donde se estrelle cualquier maniobra enemiga por destruir un proceso que tanta sangre ha costado.

Desde el baluarte más firme de la Revolución, como calificó Fidel a Santiago de Cuba en los primeros días de la victoria de enero de 1959, hay un mensaje bien alto y claro para las pretensiones injerencistas de la administración estadounidense en su empeño infructuoso por socavar la Revolución, y es la disposición de defenderla al precio que sea necesario.

 Hoy, cuando la nación fortalece sus estructuras del Estado para seguir construyendo un mejor país con todos y para el bien de todos, yse ha reiterado a los enemigos que ¡Aquí no se rinde nadie!, hay un recuerdo sagradopara Fidel por su legado de unidad, dignidad e hidalguía, para sus valientes compañeros de armasque aún nos acompañan, y los mártires de la Patria, que ofrendaron lo más preciado por la soberanía de Cuba.

Este es un pueblo  agradecido hacia quienes se sacrificaron a tan alto precio. Y como solo hay una manera de responder a ese gesto altruista, sus hijos e hijas se empeñarán por cosechar cada día mayores logros en la educación, la  salud, la agricultura, la industria y la defensa de la Patria: la mejor ofrenda que Santiago de Cuba, de rica tradición de lucha, puede regarle al país. 

La profesora de Derecho de la Universidad de Oriente, Celia Araujo, piensa que existe fuerza creadora y un potencial humano y profesional para hacer un mejor país y asegurar un promisoriofuturo para  todos, como acentuó el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al hacer posesión de su cargo este 10de Octubre.

Especialmente la juventud, el relevo que se prepara para que la bandera de la Estrella Solitaria siempre ondee en lo más alto, tiene una deuda grande con quienes hicieron la historia y aún la engrandecen con su actuación, su ejemplo y magisterio.

Por eso la estudiante de Higiene y Epidemiología, Dayneris Danger Segura, se siente orgullosa de ser de los jóvenes que han tomado el estandarte de la Generación histórica de la Revolución para seguir engrandeciendo la Patria, con empeño, compromiso y firmeza de ideales.

Es que el único camino de sus continuadores es trabajar y luchar para que este singular proceso revolucionario siga siendo irreversible y esta obra se preserve altiva como las palmas de los campos de la isla, firme como el Turquino.

Deja una respuesta