La ruta del transporte en Santiago de Cuba

La Empresa de Transporte, en Santiago de Cuba, trasladó alrededor de 43 532 pasajeros a través de los ómnibus públicos, en el 2020, superando la cifra inicial ajustada debido a la propagación de la Covid-19.

En el caso del transporte marítimo, el movimiento fue de 688 personas. Los Puntos de Embarque ayudaron al traslado de más de 11 700, junto a los demás medios alternativos que continuaron prestando servicios en dependencia a las fases epidémicas que se establecían. Como es de suponer, ocurrió un decrecimiento de pasajeros transportados en relación con el año anterior, y, aunque justificado, no dejó de afectar los ingresos del sector, en detrimento, y evidenciado con la puesta en vigor de la Tarea Ordenamiento.

Por otra parte, la provincia se hizo con 12 carros nuevos: seis guaguas Diana, cinco Yutong (de Ómnibus nacionales), y un Tren de ciudad construido por las entidades de la empresa provincial. Estos medios permitieron que se desarrollara el Proyecto de Reorganización del Servicio en el municipio cabecera a partir del mes de febrero, incrementando los equipos en zonas urbanas, según los requerimientos de la población, «con el fin de cubrir todas las áreas de la ciudad que no tenían una necesaria disponibilidad de autos desde el Período Especial. Por lo que, se establecen los servicios de Rutas Alimentadoras, Principales, y Complementarias, sumando un total de 49 en el municipio, y 193 en la provincia», según el informe del año discutido durante la Asamblea de Balance correspondiente al 2020.

Con la transportación de carga no se cumplió el plan propuesto, incluso reajustado debido a la pandemia, dejando de transportar 22 mil toneladas, y siendo los municipios de Guamá, Tercer Frente, y San Luis los más deficientes.

La accidentalidad vial fue notable en el año. Hasta el mes de diciembre se contabilizaron 21 accidentes, con 5 fallecidos y 31 lesionados. El valor de los daños a los medios en la vía ascendieron a 71 526 pesos, mientras que en las bases sumaron unos 5 758 pesos. Ómnibus Urbano reportó 15 accidentes, con 2 fallecidos y 4 lesionados, provocando una pérdida económica de casi 5 mil pesos. Las causas más frecuentes de estos accidentes fueron, el exceso de velocidad, no atender el control del vehículo, y los desperfectos técnicos.

Muchas fueron las dificultades afrontadas en el último año, agudizadas por la pandemia del Sars-Cov-2. Las estrategias y planificaciones, seguidas por obras necesarias de innovación, permitieron que el sector pudiera sobrellevar toda la carga de una ciudad con más de 500 mil habitantes. De igual forma, dispuso muchos de sus medios para el apoyo a Salud Pública en la transportación de pacientes y personal médico. No obstante, quedan muchas insatisfacciones y deficiencias por erradicar, aunque estas últimas quizás puedan resolverse gracias al trabajo mancomunado con el sector privado, el cual ya cubre más del 50% del transporte en el territorio.

Deja una respuesta