La salud de la Empresa Laboratorio Farmacéutico de Oriente

En la vital misión asumida en el enfrentamiento a la COVID-19, la Empresa Laboratorio Farmacéutico de Oriente resalta por su empeño productivo, la sustitución de importaciones, el desarrollo de nuevos productos y el cuidado de un equipamiento con marcada obsolescencia, que se traduce como un premio en cada vida salvada en la nación.

«Ese fue el sentimiento –refiere su director general, Jorge Orestes Fernández Batistas– que le inculcara al colectivo el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz al inaugurar la entidad hace 32 años, y que hoy, cuando junto a la pandemia arrecia la crisis económica mundial y se recrudece la agresión del imperio, estimula la voluntad de buscar alternativas y hacer mejor las cosas».

Así se han mantenido en funcionamiento, con la inclusión de mejoras tecnológicas en las líneas de producción de soluciones parenterales (sueros) de gran volumen, y las concentradas para hemodiálisis; los comprimidos orales (tabletas) genéricos y naturales; los equipos médicos referidos a las vendas enyesadas, y los polvos o sales de rehidratación oral.

CALIDAD Y RIGOR

Por su efecto en la reanimación y rehidratación de pacientes con virosis, en los protocolos médicos de atención a portadores del nuevo coronavirus no pueden faltar las soluciones parenterales, y en lo que va de año sobrepasan las 7 000 000 unidades distribuidas a lo largo de la Isla, envasadas en bolsas plásticas.

«Se trata de uno de nuestros productos líderes –asegura Fernández Batistas–, en los cuales la experiencia acumulada y las buenas prácticas de farmacopea garantizan el rigor y la calidad exigidos por un medicamento suministrado directamente en vena, de ahí que para elevar la eficacia se mejoró el proceso con una nueva torre de agua de enfriamiento y un nuevo destilador.

«Aunque los sueros siempre se han fabricado en formatos de varios volúmenes –añade–, ahora se priorizan en bolsas de 500 mililitros las soluciones de cloruro de sodio al 0,9 % y de dextrosa (5, 10 y 30 %), a la vez que en la propia línea estamos envasando agua para inyección dirigida a hospitales y a la exportación».

A estos medicamentos que sustituyen importaciones se unirán, a comienzos de 2021, la solución de reposición electrolítica Rínger con Lactato y la de los antibióticos metronidazol y la ciprofloxacina en sueros de cien mililitros, mediante una inversión que comprende el cambio de los reactores y del sistema de preparación electrolítica.

Para contribuir aún más a la economía cubana, el ingeniero Gerardo Pérez López, director de Investigación y desarrollo de la entidad, señaló que, conjuntamente con la Empresa Geominera del Oriente y la industria salinera de Caimanera, se trabaja en la purificación del cloruro de sodio que pueda sustituir la importación de ese tipo de materia prima.

Dada la calidad de la sal común refinada en esa salina, las pruebas de laboratorio realizadas arrojaron un 90 % de cumplimiento de los índices exigidos en la farmacopea, lo cual refleja que procesada con fines farmacéuticos reportará un notable ahorro en divisas, pues se trata del principio básico de las soluciones de cloruro de sodio y las sales de rehidratación.

Respecto a las sales, Pérez López precisó que hoy se produce solo el 30 % de la demanda del país. Una vez completada, a inicios del próximo año, una nueva planta con tecnología de punta, podrá cubrirse toda la necesidad de la nación y contar con un significativo volumen para la exportación de un producto de calidad superior al actual.

Exclusivo también de la entidad santiaguera, e indispensable en un programa nacional tan sensible como el de los servicios de nefrología, la línea de producción del concentrado para hemodiálisis garantiza, con la entrega de no menos de 6 000 tanques de 20 litros cada uno, que ningún hospital carezca de esa solución. Tan loable resultado es obra de una de las tantas innovaciones del destacado anirista Ismael Paz Ayarde.

POTENCIALIDADES DISPONIBLES

La fortaleza de la planta de tabletas, capaz de asumir el 17 % de los surtidos genéricos de este tipo en la nación, y una gama nada despreciable de productos naturales, no se ha expresado, unas veces por causas objetivas y en otras por las subjetivas.

Fue incluida para la COVID-19 la Dipirona-500, pero a pesar de contratarse en el extranjero no se ha recibido su principio activo, mientras que, aun cuando oficialmente no se contemplara, por su conocida efectividad mucho podría contribuir el complejo vitamínico Nutriforte, en caso de resolverse una de sus 14 materias primas para concretar la producción de 60 000 000 de tabletas.

No obstante, lo más lamentable es que se incluyeran entre los productos naturales creados por la entidad el suplemento dietético a base de propóleo Viprol, el nutricional Moringa, y el inmunoestimulante de Anamú, pero por falta de la materia prima a suministrar por estructuras productivas de la Agricultura, no han salido esos renglones.

Reafirmando la voluntad de seguir aportando al pueblo, la especialista principal del grupo de investigación y desarrollo, Rosa María Alcántara Alexander, destacó que por vez primera ya se produce la Aspirina-81, y próximamente se introducirán el suplemento nutricional de Citrato de Potasio y las tabletas de Pasiflora.

Responsabilizada con las demandadas tabletas de Alprazolám y de la Fenitoina, la unidad tiene proyectada la producción del Atenolol y el vigorizante pv-2, y ha estabilizado la entrega del Lecisam, basado en la lecitina de soya, pero se ha visto imposibilitada de producir el Naproxeno.

En cuanto a las vendas enyesadas, Fernández Batistas explicó que a causa de la persecución financiera del bloqueo yanqui, el pasado año se vio seriamente afectada su entrega a la red hospitalaria por la única planta de este tipo existente en la nación, mas lejos de cruzarse de brazos buscaron alternativas sustentables.

«En ese periodo –explica– no pudimos contratar la gasa quirúrgica requerida para el proceso de enyesado, y nuestro grupo de investigación y desarrollo obtuvo, con los especialistas de la Empresa Textil Celia Sánchez Manduley, una gasa de muy buena calidad, que para el próximo año nos pone en condiciones de asegurar el 75 % de la demanda».

Elaborado con una vieja tecnología, pero de mucha calidad, este año está garantizado el plan ascendente mensualmente a 135 150 rollos de vendas enyesadas, y mientras se concreta la modernización proyectada, además de la gasa santiaguera, se evalúa sustituir con la industria nacional las 400 toneladas de yeso especial que para este fin se importan cada año.

Significativo en toda esa entrega resultan las magníficas condiciones de trabajo creadas y el arraigado sentido de pertenencia de un colectivo Vanguardia Nacional de amplia presencia femenina que piensa y actúa como país, enfrentando las dificultades que ocasiona el cruel bloqueo estadounidense y la crisis mundial generada por la pandemia, porque la vida de cada cubano importa mucho.

Deja una respuesta