La transdisciplinariedad en los procesos formativos, investigativos, tecnológicos e innovativos

Santiago de Cuba, 11 de feb. – Si bien es cierto que en varios sectores la formación, investigación científica, tecnológica e innovativa ha sido competitiva, es una realidad que es altamente especializada, es por ello que, uno de los retos impostergables del posgrado en la educación superior versa en la necesidad de la formación sostenida de investigadores, tecnólogos e innovadores, capaces de desarrollar proyectos transformadores en su integralidad y con alto nivel de generalización.

Lo anterior es síntesis de que aún perduran vacíos tales como:

  • Insuficiente generación de conocimientos y métodos que superen la parcelación y fragmentación del conocimiento, reflejados por las disciplinarias particulares y su derivada hiperespecialización, 
  • Presencia enfática de la monodiscplina para la planificación elaboración, ejecución y obtención de los resultados de los proyectos de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i),
  • Insuficiente conocimiento de los diversos actores para su participación en proyectos de ciencia, tecnología e innovación, desde enfoques más abarcadores, debido a su incapacidad para comprender las complejas realidades del mundo actual, que se distinguen, precisamente, por la multiplicidad de sus nexos, relaciones de las interconexiones que las constituyen,
  • Carente interrelación entre educación de posgrado y el desarrollo científico, tecnológico e innovativo, todo lo cual abre paso a una visión reduccionista, que cierra el camino hacia un progreso procedente y creativo, entre otras.

Por otra parte, la cultura de los que se apropian actualmente los profesionales de la ciencia, la tecnología y la innovación, a través del posgrado es eminentemente disciplinar, por tanto, dirigidas hacia contenidos que sólo se circunscriben en sus particularidades.

Se precisa por tanto, que estos nutran sus saberes a un panorama teórico – práctica más esencial, de modo que se concrete una verdadera integración de estos, con vistas al encuentro de soluciones compatibles con la naturaleza compleja de la problemática dominante y futura. Lo anterior se significa en que se requieren de nuevos conceptos de la racionalidad profesional, científica, tecnológica e innovativa.

En un número importante de revisiones realizadas se revela que varios teóricos, organizaciones e instituciones internacionales coinciden en cuanto a que la transdisciplina un es elemento importante del ejercicio de la profesión, y además, acoto que estos convergen en sentido general en el necesario acercamiento a la realidad objetiva, desde la integralidad de las diferentes áreas del conocimiento, para la resolución de problema e orientados hacia aspectos del mundo real, trascendiendo aquellos cuyos orígenes y relevancia pudieron verse limitados, al no involucrar varias disciplinas en el análisis del objeto estudiado, sino sólo desde una visión especializada.

Esto se significa en que ante los nuevos escenarios complejos, es apremiante que se desarrolle una nueva lógica en el posgrado para la formación de los profesionales, que les permita enfrentar las realidades del desarrollo integral de una sociedad cada vez más exigente, por tanto, la educación superior, debe hacer suyo este enfoque, con vistas a comprender el mundo en el que se vive, con nuevas miradas prospectivas.

En este mismo sentido ya en Simposio Internacional sobre transdisciplinariedad. Locarno, Suiza (1997), se avizoraba que la universidad debía evolucionar hacia el estudio de lo universal en el contexto de una aceleración sin precedentes de los saberes parcelarios, y, que ello, era inseparable de la búsqueda transdisciplinar, es decir, de lo que existe entre, a través y más allá de todas las disciplinas particulares.

Es necesario por tanto, considerar un contexto universitario en el que se desarrollen los procesos educativos como un sistema, como una realidad dinámica, transdisciplinaria y cambiante que potencie el desarrollo humano, en el marco de las grandes transformaciones sociales, políticas, económicas, científicas, innovativas  y tecnológicas actuales.

Deja una respuesta