La Universidad de Oriente a la vanguardia en la lucha contra la Covid-19

La Universidad de Oriente desde marzo del 2020 sirve como espacio en la lucha de la Covid-19, gracias al papel de estudiantes, profesores, trabajadores de la salud y directivos se hace lo posible para disminuir la cantidad de casos contagiados.

La Dra. Yoandra Semanat Ortiz, vicerrectora de Extensión Universitaria de la institución académica nos ofrece otros detalles.

“Tenemos dos centros de aislamiento, las residencias estudiantiles; en el caso de Maceo desde que comenzó la pandemia en marzo del año anterior y, ahora con el segundo rebrote desde enero del 2021 se apertura un centro de aislamiento correspondiente a la sede Julio A. Mella.

Estos centros de aislamientos poseen las condiciones sanitarias adecuadas para atender a pacientes sospechosos y positivos a la Covid-19.

“Entre ambos centro de aislamiento la universidad tiene alrededor de 272 capacidades en Maceo y 180 en sede Mella, una cifra importante que representa que no han tenido cese, es decir, que ha estado a tiempo completo disponible para facilitar el ingreso de las personas que son sospechoso por ser contacto de casos confirmados”.

En el caso de la sede Maceo, explicó Semanat, es para pacientes de bajo riesgo y también se reciben niños hasta 18 años con sus acompañantes. Y en el caso de sede Mella es más de alto riesgo, teniendo una alta afluencia de pacientes a tono del alto nivel de incidencia que ha tenido la propagación de la Covid en el territorio.

Sin dudas la comunidad universitaria ha dado su apoyo en estos centros de aislamiento, un acto digno en dar su paso al frente en apoyo a la Revolución Cubana.

“Una característica que singulariza el trabajo en estos centros es que desde sus inicios todas las brigadas de voluntarios que han rotado por estas instituciones han sido totalmente con el personal de la universidad; dígase profesores, estudiantes, trabajadores en general”.

Al comentar la Dra. Semanat Ortiz, que estudiantes de otras universidades del país también se han vinculado a los centros de aislamiento de la Casa de Altos Estudios oriental.

“Han participado con nosotros algunos organismos que son homólogos de las facultades. Hemos tenido los destacamentos de Jóvenes por la Vida que han sido abanderados por la juventud provincial. También se han movilizado y eso creo que sido muy importante, una masa bastante significativa de jóvenes santiagueros que estudian en otras universidades del país.

La Universidad de Oriente y sus sedes en Santiago de Cuba se involucra, junto al sistema de salud pública de esta urbe a librar la batalla contra la Covid-19. Trabajadores y estudiantes de estas instituciones constituyen un ejemplo a seguir por su apoyo incondicional, con el aporte de su granito de arena.

Deja una respuesta