La victoria ya es nuestra

Juan Luís Mora Salas, médico santiaguero.

Samntiago de Cuba, 10 de dic.-“Desde que supe las declaraciones del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro  de  que más de la mitad de los médicos cubanos  quedarían como desertores en Brasil, estaba esperando una noticia que con mucho agrado escuché hoy en nuestros medios, y es que en Cuba ya hay casi 6 mil compatriotas. La victoria ya es nuestra”.

Así afirmó con mucha alegría en sus palabras, Juan Luís Mora Salas, un santiaguero que ama incondicionalmente a la Revolución Cubana y ha formado parte de ella desde que en su etapa de adolescente,  en la década de los 60, perteneció a las Patrullas Juveniles, se incorporó a la campaña de Alfabetización y participó  en 1979 en la Operación Carlota, en  la República Popular de Angola.

Escuchar esta afirmación de Juan Luís llena de satisfacción a quienes hemos podido escuchar y leer tantas y tantas noticias, y sobre todo por Internet con sus puntos de vistas, pero con una realidad: hubo una actitud ofensiva y amenazante hacia Cuba y hacia los profesionales cubanos de la Salud que participaban en el programa Más Médicos.

El pasado 14 de noviembre, muchos cubanos quedamos sorprendidos con la noticia de que Cuba no continuaría en el programa Más médicos para Brasil y se daba a conocer la Declaración del Ministerio de Salud Pública donde explicaba:

“El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, con referencias directas, despectivas y amenazantes a la presencia de nuestros médicos, ha declarado y reiterado que modificará términos y condiciones del Programa Más Médicos, con irrespeto a la Organización Panamericana de la Salud y a lo convenido por esta con Cuba, al cuestionar la preparación de nuestros médicos y condicionar su permanencia en el programa a la reválida del título y como única vía la contratación individual”

“Las modificaciones anunciadas imponen condiciones inaceptables e incumplen las garantías acordadas desde el inicio del Programa, que fueron ratificadas en el año 2016 con la renegociación del Término de Cooperación entre la Organización Panamericana de la Salud y el Ministerio de Salud de Brasil y el Convenio de Cooperación entre la Organización Panamericana de la Salud y el Ministerio de Salud Pública de Cuba. Estas inadmisibles condiciones hacen imposible mantener la presencia de profesionales cubanos en el Programa”.

“Por tanto, ante esta lamentable realidad, el Ministerio de Salud Pública de Cuba ha tomado la decisión de no continuar participando en el Programa Más Médicos y así lo ha comunicado a la Directora de la Organización Panamericana de la Salud y a los líderes políticos brasileños que fundaron y defendieron esta iniciativa”.

El impacto de esta Declaración no se hizo esperar en las redes sociales que tanto influyen en el mundo de hoy.

Foto de Cubadebate

Por ejemplo El economista el 14 de noviembre publicó:  Cuba suspendió el miércoles un programa que envía miles de  médicos a Brasil para apoyar a los grupos más vulnerables en reacción a la posición del presidente electo Jair Bolsonaro, quien criticó el esquema de cooperación con la Isla y aseguró que buscará cambiar las condiciones del trato.

En esa misma fecha se argumentaba en Segundo Enfoque: Durante toda su campaña electoral, el derechista Bolsonaro anunció que suspendería ese programa con la OPS y Cuba. Del mismo modo, el ahora presidente electo de Brasil aseguró que su gobierno contrataría individualmente a los médicos que quisieran permanecer en el país.

También cuestionó “la preparación de nuestros médicos” y condicionó “su permanencia en el programa a la reválida del título”, señaló el texto oficial cubano.

Y para que no haya dudas, ese mismo día 14, escribió Bolsonaro en su cuenta en Twitter: «Condicionamos la continuidad del programa Más Médicos a la aplicación de prueba de capacidad, salario completo a profesionales cubanos, hoy la mayoría de ellos destinados a la dictadura, y la libertad de traer a sus familias. Desafortunadamente, Cuba no aceptó».

Y siguió escribiendo: «Actualmente, Cuba se queda con la mayor parte del salario de los médicos cubanos y restringe la libertad de estos profesionales y sus familiares. Se están retirando de Más Médicos por no aceptar revisar esta situación absurda que viola los derechos humanos. ¡Lamentable!».

 El 20 de  noviembre en MiaFlorida se puso este titular:  Vicepresidente Electo de Brasil estima que la mitad de médicos cubanos no regresa a Cuba.

 En Voa Noticias se escribió el 26 de noviembre:  «No podemos admitir esclavos cubanos en Brasil ni seguir alimentando la dictadura cubana», declaró el presidente electo durante la final de un evento de Jiu Jitsu en Río de Janeiro…  

 … Bolsonaro prometió asilo político a los cubanos que quieran quedarse en Brasil.

A tono con ello se une esta noticia publicada el 8 de diciembre en El Nacional.com: 

El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, ofreció este sábado a su país como sede para un hipotético juicio a las «dictaduras» de Venezuela, Cuba y Nicaragua, al participar en una cita regional conservadora.

Conocer  lo que ocurre  fuera de Cuba  en cuanto al por qué  la decisión del Ministerio de Salud Pública con el apoyo del gobierno de la salida de nuestro país  del Programa Más Médicos, nos permite  valorar mucho más las palabras de Juan Luís, un  hombre de pueblo que conoce muy bien la dignidad cubana  y el por qué no se puede ceder ni un ápice cuando alguien trata de  poner en duda la capacidad y  los valores que animan a este pueblo.

Por ello también busqué la noticia publicada por Internet este domingo y de verdad que causa mucha alegría.

La Habana, 9 dic (PL) Con la llegada hoy de 409 profesionales cubanos que cooperaron en Brasil, suman casi seis mil los que ya regresaron a la isla tras atender a comunidades pobres e intrincadas.

Foto Cubadebate

Que de los más de 8 mil 300 médicos cubanos en Brasil haya regresado hasta ahora mucho más de la mitad, desmiente la  calumnia de Bolsonaro y de los que como él, trataron de poner en duda la integridad de la mayoría de nuestros profesionales.

Siempre se corre el riesgo de que una minoría  quiera probar su suerte, y ante esta realidad, también tiene su criterio Juan Luís cundo dijo:  “El que deserta de una misión,  siempre se verá en el país donde decida quedarse como un traidor a su patria, y a los traidores, a esos que hablan  y denigran de la tierra que les vio crecer y los formó, siempre se les desprecia”.

“Y no es mi intención profundizar en otros temas como  que quienes abandonan la misión por prebendas económicas, quedarán expuestos a la decisión de personas   en quienes no se puede confiar, y  lo que ocurrirá  si no revalidan el título. Pero ese problema y preocupación es de quienes se quedaron”.

Lo real es que la mayoría ya regresó, y  de Brasil, seguirán llegando hombres y mujeres del glorioso Ejército Cubano de las Batas Blancas.

 

Foto de Internet

Por: Agustina Bell Bell.

 

Deja una respuesta