Las familias, garantía de dignidad y bienestar

Santiago de Cuba, 15 de may. – En ocasión de celebrarse el Día Internacional de la Familia, este 15 de mayo, Cuba promueve y fomenta un sólido trabajo encaminado a dejarles a las nuevas generaciones un mundo donde las familias no sean espacios de dominación y humillación, sino el lugar en el que se garantice y certifique la dignidad plena, el desarrollo integral de sus miembros y el bienestar.

Esta noble aspiración representa un gran desafío de las familias en la actualidad en Cuba, país en el cual ese núcleo continúa siendo considerado como la unidad básica de la sociedad y uno  de los vínculos afectivos más poderosos donde se forjan los primeros valores.

Así lo evalúa la Doctora Patricia Arés, profesora titular de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, reconocida psicóloga e investigadora,quien disertó recientemente en la X Conferencia Internacional de Derecho de Familia y V Escuela Ibero-latinoamericana de esa especialidad y otras disciplinas afines, que sesionó en La Habana.  

 Luego de exponer que el 64 por ciento de los hogares cubanos está compuesto por adultos y adultos mayores, la experta acentuó que la coexistencia de varias generaciones bajo el mismo techo obliga a convertirlos en espacios de diálogos, de una comunicación que no puede ser autoritaria sino de empatía, y donde se dirimen con amor y sin imposiciones los conflictos.

Resulta que en medio de coyunturas complejas relacionadas con la intensificación del criminal bloqueo y las agresiones norteamericanas a la isla, con las dificultades cotidianas de la vivienda, el salario, la alimentación, el costo de la vida y el transporte, y con el envejecimiento poblacional, entre otras, debe trabajarse con ahínco para que en el seno de las familias prevalezca la dignidad humana, como una asociación de solidaridad y amor.

Experiencias, en tal sentido, reflejan que en la solución de muchos problemas y situaciones, antes que el Derecho (o sus instituciones jurídicas) debe desempeñar su papel educativo y orientador la Psicología, u otras ramas afines, en aras de que las partes resuelvan  determinados litigios sin necesidad de recurrir a los tribunales.

En el mencionado evento, Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, aseveró que si una rama jurídica no ha estado estancada en Cuba ha sido la del Derecho de Familia, que se ha transformado y enriquecidotambién a partir de su carácter transversal e integrador.

La Revolución ha vivido momentos trascendentales en los cuales especialistas y profesores del Derecho de Familia han dado valiosos aportes, como ocurrió al concebirse el Código de Familia de 1975 y la Constitución de 1976, y más recientemente en el proceso constitucional que incluyó un referendo popular hasta proclamarse la nueva Carta Magna, en la que están consagradas desde una visión plural las familias cubanas, con todo su reconocimiento y el respeto a su diversidad.

En este contexto es bueno consignar el importante papel de las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia (COMF) que rectora la Federación de Mujeres Cubanas, con el concurso de especialistas de varias ramas para fortalecer la capacidad de la familia para atender sus propias necesidades y responsabilidades en el seno del hogar y hacia la sociedad.

 Una integrante de la COMF en Santiago de Cuba, la sensible pedagoga Adriana Sosa, opina que esos espacios son vitales para encaminar la solución de conflictossobre  la convivencia, violencia intrafamiliar, manutención de los hijos, litigios de viviendas, entre otros,  en lo que hemos hecho énfasis en el valor educativo y en cómo mejorar la relación entre todos los miembros del núcleo.

El Día Internacional de la Familia,que se celebra todos los años el día 15 de mayo, fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 47/237 del 20 de septiembre de 1993, con el objetivo de aumentar el grado de concienciación acerca de los temas relacionados con la familia y fomentar los lazos familiares.

También la ONU reconoce y afirma la importancia de la familia como un lugar privilegiado para la educación, por ser, además, un sitio de crecimiento donde existe  protección y seguridad.

Deja una respuesta