Lo que me escribió en Facebook Nairobis, una paciente del Centro de Aislamiento de la Facultad 2 de Medicina

Santiago de Cuba, 04 de feb. – Estos jóvenes no descansan y a veces nos preguntamos de dónde sacan tanto entusiasmo, así me  ponía en un mensaje a través de mi cuenta en Facebook  Nairobis,  una santiaguera que se encuentra en el Centro de Aislamiento en la Facultad 2  de Medicina, por resultar sospechosa de haberse contagiado con  una enfermedad que con el nombre de COVID-19  intimida no solo a los cubanos sino  a los habitantes de todo el mundo por las secuelas dejadas un año después de su descubrimiento.

Con gusto leí el mensaje  publicado que en su texto original dice:

Yo estoy en un centro de aislamiento en la facultad 2 de enfermería específicamente en la sala I y estoy admirada de la higiene que es muy buena. Y   el trato hasta del personal que da la merienda,  muy cariñoso,  ellos son  pacientes  ante la impaciencia de nosotros los  enfermos. En algún momento, quisiera que alguien más lo sepa a través de los medios.

Fue su petición espontánea a la cual accedo, porque con ese simple gesto  Nairobis resalta el esfuerzo que cada día realiza el personal de la Salud y todo el que apoya para derrotar  a una pandemia que nos ha causado grandes estragos desde que entró al país, y  ha resultado difícil controlar en el segundo y tercer rebrotes.

Pero detrás de ese personal que labora en el Centro de Aislamiento de la Facultad 2  de Medicina, está  un gran equipo de trabajo que prácticamente no descansa para encontrar la solución a un problema que afecta a todo el pueblo, y que hasta el martes 2 de febrero, había causado ya en el país 220 fallecidos.

Quienes siguen diariamente las noticias, conocen el desvelo de la más alta dirección del país, y si nos acercamos al territorio, ahí están los Consejos de Defensa Provincial y Municipal así como la Dirección de Salud liderando esta batalla a la cual se unen los jóvenes  convocados por la Unión de Jóvenes Comunistas, por Educación,  y también por las organizaciones de masas: Comités de Defensa de la Revolución y la  Federación de Mujeres Cubanas.

La COVID no tiene rostro,   pero cuando llega pone nombre y apellidos a los enfermos, quienes son atendidos en cualquiera de los  centros habilitados para hacer frente a esta pandemia donde hay cientos de personas movilizadas.

Y agradezco que cuando le solicité a Nairobis, mi amiga de Facebott  me dijera el nombre de algunos jóvenes, para ponerlos aquí en este escrito,  me respondiera:   Reconozco en sentido general  la labor de estos   jóvenes  que están en la zona roja   dedicados a la alimentación y  con un servicio  muy eficiente   en este Centro de Aislamiento. Dar sus nombres no importa porque hay muchos rostros desconocidos pero  que ponen  mucho amor y  dan mucho cariño  en lo hacen.

Breves sus palabras pero que encierran un elevado contenido que debe llegar hasta los cientos de jóvenes   y hasta todos los que desafiando el peligro, enfrentan la pandemia de la COVID-19 en   la  llamada zona Roja.

De Nairobis también son estas fotos:

Deja una respuesta