Los trabajadores de Radio Mambí en el Voto por la Patria.

Santiago de Cuba, 23 de feb.-Otra  vez  los dirigentes de Cuba ponen su credibilidad en la conciencia y en las manos de este pueblo. Nos corresponde a nosotros decidir qué queremos.

Una pregunta se nos hace: ¿Ratifica usted la nueva Constitución de la República de Cuba?.Solo caben dos respuestas: Sí o No. Ser o No ser. No hay términos medios. No hay medias tintas. No mediocridades. No se permiten las dudas. Solo el convencimiento para ejercer el voto.

Y para ser claros: este domingo 24 de Febrero iremos a votar sobre todo, por nuestra dignidad de cubanos; por mantenernos libres; por poder estar en Radio Mambí haciendo lo que nos gusta: escribiendo un guión, haciendo locución, ejerciendo el periodismo, tocando las teclas para que el oyente escuche la música,  controlando  cada número para que a inicio de mes  salga el salario, exhibiendo la mejor sonrisa a quienes asisten al centro a solicitar nuestro servicio.

Pero también detrás de ese voto usted decide si puede seguir dirigiendo la Emisora,   si logra pertenecer al Sindicato, a la UPEC, a la UNEAC,  si podemos abrazar al realizador  que resultó premiado en este o aquel Concurso.

Son los pequeños y cotidianos detalles del día a día que no nos detenemos a pensar cuando decimos Yo Voto Sí.

No solo son la Salud y la Educación nuestras conquistas. Hay muchas otras independientemente de que estas son importantísimas, pues para poder pensar atinadamente, necesitamos leer para saber y creer.

Para seguir andando necesitamos salud. Pero para ser seres humanos con derechos, necesitamos libertad, ser y sentirnos cubanos, tener identidad, gobierno propio, nuestro Partido y seguir adelante nosotros mismos, sin que venga ningún imperio a decidir nuestro destino.

El No también está en la boleta. Es la otra opción. Pero hay que meditar.

Piense usted mismo si los más de 11 millones de cubanos podríamos vivir como hasta hoy en un país  que regrese al capitalismo subdesarrollado.

¡Volver a ser esclavos! Eso ni pensarlo. ¡Que nuestros niños estén en las calles mendingando para vivir!…¿Acaso es eso lo que desea? ¿Acaso quiere vivir  los momentos amargos de Venezuela, de Brasil, de Argentina? ¿Acaso desea  sentir en carne propia lo que ocurre en los Estados Unidos, Francia? ¿O es que desea el destino de Haití?

El domingo cuando tengamos la boleta  en las manos, piense en grande y en el futuro. Recuerde que no solo el Bloqueo interno, como le gusta decir a muchos cubanos, es responsable de nuestros problemas. Hay  un Bloqueo poderoso que nos impone el Norte. Y aún así, con trabajo, es cierto, pero buscamos las vías para seguir adelante.

El Sí a la nueva Constitución donde estamos todos reflejados, espera por nosotros.

Vivir tranquilos, confiados en el porvenir, con dignidad, libres, con identidad y con la posibilidad de soñar en un futuro que pueda ser mejor para nosotros mismos y  para la familia que edificamos está en nuestra conciencia y en nuestras manos.

El 24  en los trabajadores de Radio Mambí no puede haber dudas Nosotros Votaremos Sí.

 

Por Agustina Bell Bell

 

 

Deja una respuesta