Luchar contra el cáncer es pelear por la vida

Santiago de Cuba, 19 de feb. – Cuba despliega una jornada para impulsar el autocuidado y la autorresponsabilidad ante el cáncer que comenzó el 4 de febrero, Día Mundial contra ese padecimiento, y se extenderá hasta el 21 de marzo, cuando habrá una carrera nacional a favor de esa lucha por la vida.

Según informaciones recientes del Ministerio de Salud Pública (Minsap) el cáncer de pulmón es la primera causa de muerte en el país, tanto para mujeres como para hombres, lo que indica la necesidad de tomar conciencia, entre otras cuestiones,  ante el crecimiento de la dependencia al tabaquismo, factor de riesgo esencial de esta enfermedad. 

De acuerdo con estadísticas reveladas por especialistas de Oncología, la provincia de Santiago de Cuba está entre las de mayor número de muertes, en 2019, por esa causa, lo que demanda modificaciones de conducta en aras de lograr el diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno, pues lastimosamente existen factores de riesgo no modificables como la edad y la herencia.

Resulta de mucho interés del Minsap posicionar el cáncer como una enfermedad crónicacontrolada, pero para ello es necesaria la conducta responsable de la población, además de una lucha educativa intensa, apuntan expertos en el tema.

También hace falta que la población adquiera hábitos que permitan detectarlo a tiempo, cuando hay posibilidad, incluso, de cura; como ocurre con el cáncer de mama y el cérvico uterino, para los que no siempre las mujeres advierten la urgencia de aprender a efectuarse el autoexamen de mamas y acudir a hacerse la prueba citológica.

El acceso al diagnóstico y tratamiento de cáncer está organizado a partir de estrategia del Minsap mediante 42 servicios de Oncología médica en los hospitales e instituciones especializadas, teniendo en cuenta que esta enfermedad es una de las prioridades del sistema de salud en la isla, con mayor notabilidad y apremio para los casos de Oncopediatría.

En medio del contexto hostily cruel que condiciona elbloqueoeconómico, financiero y comercial impuesto al país por los Estados Unidos, recrudecido en los últimos tiempos; Cuba fortalece la introducción de nuevas tecnologías para su diagnóstico y tratamiento,cuyo costo es muy elevado.

A pesar de las carencias que impone esa ilegal política, Santiago de Cuba es uno de los polos de Oncología de la isla y ha priorizado, además de la actualización de equipamiento terapéutico, la optimización de los servicios con el desarrollo de obras constructivas para la rehabilitación de locales dedicado a la asistencia,según un material publicado en el periódico Sierra Maestra de la autoría de Indira Ferrer.

Pudieran mencionarse, como expresión también de la voluntad política del Estado en tal sentido, las mejores hechas en las salas de Oncología y Hematología del Hospital Infantil Sur Dr. Antonio María  Véguez César y el acondicionamiento de áreas en el Hospital Oncológico Conrado Benítez, de la Ciudad Héroe,añade Ferrer en su trabajo.

A los adelantos de la ciencia puestos en práctica en estos servicios, reflejados, por ejemplo, en el acceso a diagnosticadores en áreas de salud, los ensayos clínicos de vacunas terapéuticas, y la introducción de fármacos y tecnologíasavanzadas, se une la especial ventaja de contar con un personal altamente calificado y degran compromiso con su labor.

Lo logrado en lalucha tenaz contra el cáncer para evitar sufrimiento a los enfermos y a sus familiares, respondea la consagración al estudio y la investigación, así como a la calidad profesional y el amor con que se desempeñan profesores, médicos, enfermeros, técnicos, psicólogos, ingenieros, trabajadores de servicios, en resumen, un ejército de servidores por la vida.

Deja una respuesta