Marta Acosta Álvarez en la Feria del Libro

Santiago de Cuba 11 de abr. – Desde Camagüey llega la escritora Marta Acosta Álvarez a la Feria del Libro en su 28va edición. Ganadora del Concurso Iberoamericano de cuento Julio Cortázar propone “El olor de los cerezos” título ganador y 6 obras más de otros autores que aparecen compiladas.

¿Coméntame un poco cómo te sientes estar en el cierre de la Feria en Santiago y que libro vienes a presentar?

Me está encantando lo que estoy viendo en Santiago, la gente, el lugar, todo muy organizado. Es la primera vez que vengo a una Feria a esta ciudad. Presentamos un libro que salió este año por la Editorial Letras Cubanas. Tiene 7 cuentos entre ellos “El olor de los cerezos” que es de mi autoría.

¿Háblame un poco de tu cuento El olor de los cerezos?

Bueno el cuento trata sobre una familia que como muchas familias en Cuba y en el mundo en general, se ve afectada por la emigración. Y es la contraparte de no tanto el que se va, sino el que se queda y cómo disfruta el éxito de los que se han ido, pero al mismo tiempo sufre esa lejanía. Eso está representado a través de los elementos de la naturaleza. Específicamente es una madre que espera su hija mientras trabaja como cuidadora de un parque. Y su hija está en Japón en un circo y es artista de circo. A mí me gusta mucho la cultura japonesa, pero también amo la cultura cubana, e independientemente donde se esté, todas las personas tenemos las mismas ilusiones, los mismos sueños, la esencia humana es la misma y es lo que quería transmitir un poco la familia, como se sobrepone a ese tipo de cosas.

¿Qué te inspira escribir? ¿Consideras que la idea va antes que el proceso creativo o haces como Picasso que te tiene que coger creando para que la idea se vaya desarrollando y vaya tomando forma?

Yo tengo una concepción de la literatura que me gusta y que me interesa hacer que para mí, la literatura tiene que ser sincera, tiene que ser profunda, tiene que ser una verdad. Entonces no me gusta hablar a la ligera, aunque sean cotidianidades, me gusta profundizar en los temas y tengo diferentes métodos de escritura. Por lo general lo que más disfruto son los que surgen espontáneamente, y uno siente como dijera Cortázar que es que alguien te dicta del más allá y uno simplemente copia. Es algo precioso. No obstante como eso no ocurre todos los días tampoco uno puede fiarse de que ese proceso mágico ocurra. Me gusta escribir todos los días y creo que también el cerebro es un músculo más que necesita entrenamiento. En mi caso no soy escritora de fines de semana, escribo con más frecuencia y eso lleva a que uno escriba más y mejor.

¿Cuánto reto representa enfrentarse a esa maravillosa guerra contra el papel en blanco?

Bueno el papel en blanco es algo que traumatiza mucho a los artistas y yo no soy la excepción. Cuando se está bloqueado puede ser el papel en blanco una cosa terrible. No obstante creo que es una de las cosas más interesantes que tiene la literatura. Esa guerra interna del escritor, el ser humano y los personajes que es uno al mismo tiempo. Y los retos vienen a contrarrestar ese pánico del papel en blanco, y uno dice porque no voy a escribir sobre este tema, o al ver algo, escuchar una frase de la cotidianidad puede ser un incentivo para salir de cualquier bloqueo.

¿Cuánto sientes que te ha aportado la literatura a tu desarrollo profesional?

Yo creo que la literatura forma parte de mi vida. Yo no me veo sin la narrativa, sin la poesía, sin los libros. Porque más que una escritora soy una lectora y entonces desde niña he estado muy vinculada a los libros y de verdad no imagino mi vida sin ellos.  

Marta Acosta Álvarez ganadora del Concurso de Cuento Iberoamericano Julio Cortázar, llega por primera vez como invitada a la Feria del Libro en Santiago de Cuba. Confiesa que le ha impresionado una ciudad bautizada por la magia de los libros y el calor humano de su gente. 

Deja una respuesta