Memorial con aroma de mujer

Era el 7 de abril de 1930 y a la familia Espín-Guillois se sumaba una nueva integrante: Vilma, La Heroína de la Sierra y el Llano. Importante personalidad del movimiento revolucionario cubano. Presidenta fundadora de la Federación de Mujeres Cubanas, fue una notable combatiente clandestina con una ardua labor revolucionaria.

Transcurrieron casi tres años luego de su partida el 18 de junio de 2010 y como Homenaje póstumo en el marco del 80 aniversario de su natalicio de inaugura el Memorial Vilma Espín Guillois en la casa en la que vivió hasta el triunfo de la Revolución ubicada en San Jerónimo 473-475, entre Calvario y Carnicería, Santiago de Cuba a propuesta de la Federación de Mujeres Cubanas conocida por sus siglas FMC.

 El Memorial consta de seis salas de exposición en las que se recoge la vida y obra de Vilma desde su nacimiento hasta su muerte. En la sala inicial se aprecia todo lo relacionado con sus primeros estudios, su infancia y familia; en la segunda sala se observan los datos acerca de su ingreso a la Universidad de Oriente e incorporación a la lucha clandestina; la tercera sala está dedicada a la incorporación de Vilma como combatiente al Segundo Frente Oriental Frank País García en 1958 y a la constitución de la familia Castro-Espín; la sala número cuatro recoge todo lo relacionado con la fundación de la FMC y las primeras acciones de dicha organización; la labor internacionalista de Vilma fue meritoria además de otras tareas que efectuaba fuera de la FMC y esto se acopia en la sala cinco; por último y no menos importante se encuentra la sala seis en la que se atesoran los detalles del sepelio y la vigencia de su pensamiento.

Celebra cada cumpleaños de la heroína, para ello tiene diseñado un sistema de dos eventos que se alternan entre sí: “Vilma en la memoria” para investigadores y “La visión de la nueva generación sobre la mujer cubana” dirigido a los estudiantes, los dos enfocados a enaltecer tanto la figura de Vilma como la participación de la mujer cubana en todos los procesos además del trabajo que ha llevado a cabo la Federación de Mujeres Cubanas desde su creación.

Es uno de los pocos Museos no gestionados por el Centro Provincial de Patrimonio, pertenece a la organización que agrupa a la mujer de nuestro país lo cual facilita el trabajo lineal y de conjunto. Entre sus gestiones como museo se ubica la reanimación sociocultural, que es evidenciada mediante las actividades que efectúan dirigidas a todos los grupos etarios siempre tocando temas históricos y de prevención en el caso de los adolescentes y jóvenes esta última es una de las tareas que realiza el memorial de conjunto con la FMC. A decir de Virgen Yelina Medina Barrientos quien es Jefa del Departamento de Museología de la institución “el trabajo de la Federación de Mujeres Cubanas no se puede desligar de la vida de Vilma pues ella la fundó y la dirigió durante 47 años”.

La visita al Memorial Vilma Espín resulta acogedora e interesante,  debido a que acerca al visitante a la vida de una mujer excepcional, que luchó incansablemente por los derechos de la mujer. La institución es meritoria por mantener viva la memoria de Vilma. Sierra Maestra agradece el trabajo que han realizado hasta ahora.

Deja una respuesta