Miradas y empeños puestos en las vacaciones de verano

Santiago de Cuba, 30 de may. – Luego de esforzarse en las aulas para vencer exitosamente el curso escolar, con el apoyo de los maestros y la familia, especialmente los niños, adolescentes y jóvenes ya piensan en cómo disfrutar las vacaciones de verano con una recreación sana e instructiva.

Para que ese propósito se haga realidad ya comienzan los preparativos a nivel del país de las actividades de la etapa estival, en el interés supremo de ofrecer,en las condiciones actuales, mejores y más variadas opciones para el esparcimiento de toda la familia.

Hace pocos días el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel,  consideró la recreación como un programa priorizado por estar estrechamente vinculado con la elevación de la calidad de vida del pueblo, e insistió en que este debe ser un verano signado por la inteligencia, el buen gusto y la diversidad de opciones, donde prime la calidad para que la gente verdaderamente disfrute.

En ese sentido se ha expresado la preocupación y ocupación del Gobierno para que se cumpla tal objetivo, y se ha convocado a hacer para lograr una calidad superior en las disímiles actividades que se diseñen, en aras de que la población pueda deleitarse más sin tener que recurrir a excentricidades o elevados gastos.

Como uno de los grandes retos está generar espacios más atractivos de esparcimiento y recreación para las más diversas edades, para lo cual existen potencialidades suficientes que únicamente necesitan más iniciativas, mayor ingenio y espíritu creativo para concretarlas.

“Verano 2019: Vívelo” es el lema que lo presidirá, con la profecía de que sea un período alegre, con la recreación vista como un fenómeno social, poseedor de una gran carga cultural, ideológica y también formativa y educativa.

Por eso en los meses de julio y agosto se promoverán, entre otras acciones, el desarrollo de cursos de verano; la realización de rutas históricas; el vínculo con el medio ambiente; el senderismo; el deporte comunitario y el uso de las instalaciones deportivas, sí como espacios de áreas bailables y con tecnología audiovisual.

No faltará el acondicionamiento de áreas de baños como piscinas, playas y ríos con la adecuada higiene, seguridad y las ofertas recreativas y gastronómicas, además de una programación radial y televisiva variada y de calidad.

Santiago de Cuba deberá aprovechar durante las vacaciones de verano ese arsenal valioso que atesoran sus museos y sitios históricos; sus playas y ríos en armonía con los paisajes naturales que les circundan,  además de promover su rico acervo cultural en las instalaciones, con la participación de artistas profesionales y aficionados en el diseño de las actividades.

Es importante el papel que corresponde desempeñar a instituciones como los Joven Club de Computación y Electrónica, las salas de video en las comunidades, las casas de cultura, los museos y otras, que deben potenciar los programas que ponen en práctica de manera cotidiana.

Díaz-Canel Bermúdez ha destacado que diferentes motivaciones impulsan este verano, en medio de la difícil situación del país, y que vamos a llegar con firmeza, con la misma planteada ante todas las complejidades que pretenden imponernos, y con serenidad, optimismo y la alegría características del pueblo.

Deja una respuesta