Nueva historiografía presentará el Museo 26 de Julio

La parca ya no camina silenciosa por los pasillos del otrora Cuartel Moncada ni se escuchan los gritos desgarradores de las torturas hechas en sus celdas; hace más de 60 años el ruido escalofriante de la muerte fue silenciado y opacado por la alegría contagiosa de los niños y niñas que hacen vibrar estos muros y cumplen la promesa que hizo Fidel de convertir los cuarteles en escuelas.

Pero por primera vez, desde 1960, el bullicio queda hoy en el silencio, no hay niños, no hay profesores, no hay visitantes. La Ciudad Escolar 26 de Julio, también cerró sus puertas por la Covid-19, pero no fue en vano, en el museo se monta un nuevo proyecto historiográfico que traerá a la ciudad de Santiago de Cuba el modernismo e informatización de la historia.

Leidis López Sola, su directora informó que esta institución está siendo sometida a una restauración bastante profunda cuyo propósito será el montaje de una nueva museografía con elementos novedosos, elaborada por un equipo de diseño adscripto a la Oficina del Historiador de La Habana.

“Se trabaja sobre todo en lo que tiene que ver con la carpintería, electricidad y parte hidrosanitaria del inmueble, que quedará con un nivel de calidad superior a las que se han hecho en otros momentos, así como se descorchan paredes para quitar y resanar la humedad que está afectando al edificio”, explicó López.

“Esto implica que el museo tendrá una imagen totalmente diferente, donde habrá un fuerte componente en sus salas de elementos de la ciencia y la técnica con la utilización de las nuevas tecnologías.

“Se mostrarán muchas cosas de manera virtual con intervención en todas las salas de pantallas con datos virtuales que aportarán información a los elementos presentes.

“Se utilizarán paneles, pantallas táctiles y pantallas de formato grande, retomándose el diseño de los años 70, donde los paflones cubrían las dimensiones de las paredes en la mayoría de los casos. Estas gigantografías refrescarán aquella época pero con el toque de modernidad. Además se acompañará con audiovisuales que apoyen tanto los exponentes como la información que se muestra en cada una de las salas”, puntualizó.

La idea con este nuevo proyecto museográfico está en que el museo recree en mayor profundidad todo lo que tiene que ver con el Moncada, dígase historia del inmueble y antecedentes, preparativos y sucesos del 26 de julio de 1953, hasta la parte del presidio modelo. Estos estarán apoyados con elementos nuevos que no están presentes en la museografía actual.

Deja una respuesta