Nunca es tarde para la calidad

Santiago de Cuba, 18 de oct.- Todos buscamos la calidad, pero No siempre la ofrecemos y es ahí la gran motivación que inspira el momento que a la vez es homenaje justo a Ernesto Che Guevara, su impulsor en productos y servicios, cuando se  celebra este 14 de octubre en todo el país y con ello en mi Santiago de Cuba el Día Mundial de la Normalización.

Ya desde el 8 del presente mes quedaba abierta la jornada con el acento pronunciado esta vez en la Empresa de Bebidas y Licores, hoy en la búsqueda incesante del cumplimiento de los estándares exigidos por el Ministerio de la Industria Alimenticia, mando con la responsabilidad de lograr la inocuidad de los alimentos, esos que mide el hombre en pos de su calidad de vida.

Claro, profesionalidad en los servicios de calibración, verificación de los instrumentos de medición, garantizando en tiempo breve la solicitud de sus clientes en todos los sectores en personas jurídicas o naturales, bajo el régimen de trabajadores por cuenta propia, es parte de la gestión del centro de normalización para el control en una valiosa ayuda en lo que hoy se quiere en materia de sustituir importaciones y lograr exportación confiable, desde el campo, la industria, pasando por embalaje y la etiqueta .

No hay dudas de que todavía es latente la necesidad de aumentar la capacitación, el conocimiento de los temas relacionados con los sistemas de gestión de la calidad y su aplicación en todo el quehacer nacional que conlleva a la vez estimular el uso racional y eficiente de herramientas que aseguren lo que constituye la materialización de cualquier proceso, pero al mismo tiempo No descuidar el medio ambiente.

El universo de la calidad es bien amplio y aunque se enmarca en un mes, cada jornada debe servir para colocarla en estandarte…

Deja una respuesta