Para enfrentar el desafío de hoy: Camilo está presente.

Santiago de Cuba, 29 de oct.- Este domingo 28 de Octubre las tranquilas aguas de la bahía santiaguera, esa que divide la inmensidad del mar y permite la entrada a la hermosa ciudad de Santiago de Cuba, volvió a teñirse de colores en un homenaje único  que se repite cada año. Son cientos de flores rojas, amarillas, rosadas, blancas…las que se lanzan al lugar donde imaginariamente está él, Camilo Cienfuegos Gorriarán. 

Es una tradición que trasciende el tiempo y solo por el devenir generacional  nos damos cuenta que  el homenaje  al eterno Comandante de la sonrisa amplia forma parte ya de nuestra cultura.

No importa el día de la semana para el homenaje. Lo cierto es que el décimo mes del año marca para nosotros la Jornada Ideológica Camilo-Che, la que inicia el 8 de Octubre  con el aniversario del asesinato de Ernesto Guevara de la Serna  y concluye el 28, fecha en que conmemoramos la desaparición física de Camilo Cienfuegos Gorriarán, ambos, expedicionarios del Yate Granma, combatientes de la Sierra Maestra, Comandantes, y ejemplos.

 Nuevamente la céntrica Plaza de Marte fue sede del homenaje a Camilo. Cientos de santiagueros y santiagueras se convocaron en el lugar para recordar al Héroe desaparecido hace 59 años, solo algunos meses después del Triunfo de la Revolución Cubana, cuando tenía tanto que aportar en la bella experiencia que comenzaba a vivir.

En cumplimiento del deber,  ante una orden del líder Fiel Castro Ruz,  el hombre del sombrero Alón partió para Camagüey  y luego de neutralizar y arrestar al traidor Hubert Matos, su avión Cessna 310 donde regresaba a La Habana, se extravió  debido al mal tiempo y desapareció sin dejar rastros.

Muy poco se puede decir de lo  ocurrido ese día, pues no hay constancia alguna  del fatídico hecho que privó a los cubanos de un dirigente que con solo 27 años  tenía un amplio aval  como revolucionario y  deslumbrantes anécdotas. Quienes se mantuvieron solo horas a su lado, tienen algo que contar de las heroicidades y las ocurrencias de este hombre que  siempre encontraba  algo por hacer o por decir.

De Camilo, diría su entrañable amigo  Ernesto Che Guevara:

Fue el compañero de cien batallas, el hombre de confianza de Fidel en los momentos difíciles de la guerra y el luchador abnegado que hizo siempre del sacrificio un instrumento para templar su carácter y forjar el de la tropa… Camilo era Camilo, señor de la vanguardia, guerrillero completo que se imponía por esa guerra con colorido que sabía hacer

Fidel con emotivas palabras, el 12 de noviembre de 1959, cuando oficializaba la desaparición física del Héroe de Yaguajay,  resaltó que:

… En el pueblo hay muchos Camilos y Camilo seguirá viviendo en hombres que se inspiren en él, porque lo único que nosotros podemos pedirle a nuestro pueblo es que cada vez que la Patria se encuentre en una situación difícil, que cada vez que la Patria se encuentre en un momento de peligro, se acuerde de Camilo; cada vez que el pueblo vea momentos difíciles, cada vez que los hombres jóvenes, los campesinos, los obreros, los estudiantes, cualquier ciudadano, crea un día que el camino es largo, que el camino es difícil, se acuerde de Camilo, se acuerde de lo que hizo él, se acuerde de cómo nunca, ante los momentos aquellos difíciles perdió la fe…

Con el homenaje al Héroe de Yaguajay este domingo, los hombres y mujeres de esta indómita ciudad demostramos que le tenemos presente, y más en un momento difícil de recrudecimiento, por la actual administración de los Estados Unidos, de la política del Bloqueo económico, comercial y financiero hacia Cuba.

Este mensaje de Fidel  lo lleva bien adentro cada generación de cubano, desde el hombre o mujer que le conoció o vivió en su tiempo, hasta el joven y el pionero de hoy que también se une a la tradición de lanzar flores al mar hasta teñirlo de colores.

De esta manera hermosa y única en el mundo, recordamos a Camilo Cienfuegos Gorriarán,  el cubano que desde la inmensidad del mar  nos continúe aportando su fortaleza ideológica y moral para que  sigamos adelante en esta dura misión de preservar la conquista de una nación libre que ellos nos legaron, con la convicción de que por dura que sean las  circunstancias,  siempre venceremos.

Deja una respuesta