“Patria” nace para vivir en la pasión de la verdad

Santiago de Cuba, 13 de mar. –  Todos los días se debe aprender un poco más de José Martí, el Héroe Nacional, el patriota que los periodistas honran especialmente en la jornada por el Día de la Prensa Cubana, que se celebra el 14 de marzo porque en fecha similar de 1892 él fundó el periódico Patria.

Es que precisamente el Apóstol de la independencia de Cuba es considerado el periodista mayor, entre otros valores y razones, por  tener la gran visión de crear un órgano de prensa que fue la voz de la Revolución, convocando a la Guerra Necesaria para lograr la verdadera soberanía de la nación.

Además de la trascendencia de fundar un periódico para tan sublimes afanes, Martí estremece, moviliza, enseña con su proverbial magisterio y ética, con su verbo ardiente y patriótico en cada línea de sus publicaciones, sobre todo en sus artículos periodísticos.

  Los estudiosos y amantes sempiternos de la obra martiana aprovechamos el más sencillo de los encuentros para traer al Héroe de Dos Ríos a la vida con toda su vigencia y su grandeza, como ocurre en los talleres sobre Martí que auspicia la Unión de Periodistas en Santiago de Cuba y que esta vez también se dedicó a Fidel, el mejor discípulo del Maestro.

Momentos para nutrirnos de su vida y enjundiosa obra y en torno a la trascendencia que el más universal de los cubanos dio a la historia en su labor periodística para servir a la Revolución, como excelente comunicador que tenía conciencia de para qué y para quién escribía, tocando siempre las fibras del ser humano.

Frases de Martí definen con infinita sensibilidad la verdadera dimensión del órgano: “Patria nace para juntar y amar y para vivir en la pasión de la verdad”. “Patria nace a la hora del peligro para velar por la libertad”.

Y es que Patria tenía el espíritu de José Martí, era parte de él, como el hijo amado en el cual volcó su amor infinito por Cuba y sus ansias de libertad.

Nada útil ni conmovedor faltó en sus páginas desde los valores que había que inculcar en las nuevas generaciones hasta los pormenores de la lucha en pos de la independencia de la nación.

Porque si a un plan obedecía el enemigo: de enconarnos, dispersarnos, ahogarnos…. La respuesta tenía  que ser -advertía Martí- también de altura: Apretarnos, juntarnos, burlarlos, hacer al fin nuestra Patria libe. Plan contra plan.

Siempre he sentido un respeto extraordinario por ese órgano que más que un periódico era la voz de José Martí, convocando a la Guerra Necesaria, y logró éxito como ningún otro en la época por sus excelentes artículos y espíritu amigable y conmovedor, con énfasis  en el trabajo por la unidad real y creadora.

Como herederos de Patria, cuya creación resume  el concepto martiano de que el periodista es un soldado de las ideas,  es preciso subrayar  que estamos en deuda con el legado periodístico del Héroe Nacional, no solo en la divulgación de sus  ideas precursoras y notable obra política, económica, social y científica.

También, en la aprehensión  y puesta en práctica de su magisterio en el ejercicio de un oficio  que mucho puede aportar en el perfeccionamiento de la sociedad, esencialmente en estos tiempos de difícil coyuntura en que es vital la resistencia a una guerra que se nos hace a pensamiento y a pensamiento  estamos convocados a librarla. 

Por: Aída Quintero Dip.

Deja una respuesta