¿Por qué el Sistema de Gestión Ambiental en el marco empresarial?


La gestión ambiental engloba el conjunto de actividades o estrategias que podemos desarrollar para cuidar el medio ambiente y prevenir los problemas ambientales.

La gestión ambiental es un instrumento relevante para la protección del medio ambiente y el uso sostenible de sus recursos naturales, a través del empleo de un conjunto de instrumentos que interactúan entre sí, como se reconoce en la Estrategia Ambiental Nacional y la Ley de Medio Ambiente y que constituyen de hecho la materialización de la Política Ambiental.

El sector empresarial hoy día, se encuentran en crecientes y constantes cambios, dado en lo fundamental por los avances científicos, tecnológicos que se introducen y por los nuevos sistemas de gestión dirigidos a optimizar los procesos, con un aprovechamiento eficaz de los recursos, en la búsqueda de excelencia empresarial.

La incorporación de la gestión ambiental en los procesos productivos y de servicios en la empresa, tiene como propósito prevenir, reducir y finalmente eliminar los impactos negativos que estos procesos causan al medio ambiente.

El cumplimiento de la legislación ambiental vigente, la introducción de la educación ambiental y el enfoque de una producción más limpia, que garantice la aplicación continua de una estrategia preventiva, integrada a los procesos, producciones y servicios, con vistas a incrementar la eficiencia y reducir los riesgos para los seres humanos y el ambiente, son aspectos importantes en los que debe sustentarse la actividad empresarial, siendo consecuente con la Estrategia Ambiental Nacional y los principios del desarrollo sostenible.

En sentido general, las empresas que con mayor frecuencia deciden implantar un Sistema de Gestión Ambiental, suelen cumplir con las siguientes condiciones:

  1. Empresas de sectores industriales o de servicios con actividades que producen impactos sobre el medio ambiente.
  2. Empresas que desean mejorar la imagen pública, con relación al medio ambiente, dando a conocer las actuaciones llevadas a cabo y su compromiso.
  3. Empresas que quieren garantizar el cumplimiento de la legislación ambiental vigente, evitando sanciones y multas.

La gestión ambiental es responsabilidad del Director General de la Empresa y requiere de la participación consciente y efectiva de todos sus trabajadores.

Toda empresa podrá garantizar una adecuada y consciente gestión ambiental, si la protección ambiental forma parte de su eficiencia económica y logra la reducción en los consumos de materias primas, agua y energía, acompañados de la minimización y aprovechamiento de los residuales.
Todo ello, permite la mejora continua del desempeño ambiental de la empresa, así como, el mejorando de su imagen.

La empresa al diseñar su Sistema de Gestión Ambiental:
• Incorpora la dimensión ambiental en la planificación y administración.
• Identifica los aspectos e impactos ambientales, tanto negativos como positivos de aquellos procesos que los generan.
• Identifica y selecciona las alternativas de solución a los impactos negativos, para lograr mejores resultados productivos, que a su vez, hacen que los productos o servicios que brinda sean más competitivos, contribuyendo de forma efectiva a su desarrollo sostenible.
• Revisa e implanta medidas para la mejora continua del Sistema de Gestión Ambiental.

El Sistema de Gestión Ambiental se basa en tres pilares que permiten el seguimiento de la Política Ambiental, que son: Mejora Continua, Cumplimiento de la Legislación y el Control de la Contaminación.

Un Sistema de Gestión Ambiental sirve para conocer, controlar y prevenir los impactos ambientales que produce la empresa sobre su medio ambiente, en una forma ordenada y planificada.

Le aporta a la empresa orden y coherencia para tratar sus preocupaciones medioambientales, y una evaluación continua de las prácticas, de los procedimientos de operación y gestión.

Se puede concluir entonces que, para implantar con éxitos un Sistema de Gestión Ambiental, se requiere además del compromiso de los trabajadores y el apoyo de la Dirección de la empresa, que la empresa disponga de medios, especialmente recursos humanos y técnicos, tanto durante la implantación de este como en su posterior mantenimiento.

Deja una respuesta