Puerto Rico en el meridiano de la Fiesta del Fuego 2018

A la vecina isla estará dedicada la trigésimo octava edición de ese festival de la cultura y las artes del Caribe, cuyo perfil fue presentado en La Habana al cuerpo diplomático acreditado en el país y a la prensa.

Orlando Vergés, director de la santiaguera Casa del Caribe, destacó el interés de la institución, principal anfitriona del evento, por mostrar cuánto le debe la región a un pueblo que  todavía no goza de plena  soberanía y libertad.

Más de 150 puertorriqueños deben asistir a la cita, entre ellos el cantante Andy Montañez, el conjunto folclórico Majestad Negra y Tony Mapeyé y su grupo.

Edwin González, jefe de la Misión de Puerto Rico en Cuba, informó cómo desde colectivos solidarios se realiza un esfuerzo para que la delegación de la isla sea representativa de las más diversas facetas del arte y el pensamiento, máxime cuando el territorio  dista de recuperarse del paso del huracán María en septiembre último.

En el  coloquio El Caribe que nos une se consagrará un momento a recordar a una de las figuras cimeras de la lucha por la independencia puertorriqueña, Pedro Albizu Campos, de quien se conmemora el aniversario 125 de su nacimiento.

También será honrado el legado musical del compositor Rafael Hernández, mediante la puesta en circulación de un disco con emblemáticas obras suyas interpretadas por el septeto santiaguero Ecos del Tivolí, grabado en los Estudios Egrem Siboney de la urbe oriental y producido por el sello Bis Music, de Artex.

Hasta el momento han confirmado su participación en la Fiesta del Fuego más de 600  visitantes procedentes de 21 países, quienes entienden este espacio como uno de los más singulares en la región por integrar las más variadas manifestaciones artísticas, foros de pensamiento y talleres de aprendizaje e intercambio.

«Insistiremos en dar voz a las culturas populares –precisó Vergés-, fieles a los objetivos que nos propusimos desde la convocatoria inicial y a los preceptos defendidos por el fundador de la Casa del Caribe, el destacado intelectual Joel  James».

Un ejemplo de esa vocación se tiene en el taller de religiosidad popular, uno de los más frecuentados por los visitantes, que en esta oportunidad discurrirá sobre los retos de la espiritualidad ante los efectos de un modelo globalizador que muchas veces atenta contra la diversidad cultural y las identidades locales.

En otro orden, la venidera edición de la Fiesta del Fuego consagrará un espacio de reflexión al pensamiento económico en el ámbito caribeño. Lo hará bajo la advocación de Norman P. Girvan (1941–2014), notable intelectual jamaicano, que mantuvo vínculos  académicos y solidarios con la Casa del Caribe y mereció el Premio Internacional que concede la institución.

La agenda artística incluirá una exposición conjunta de obras de Eduardo Roca (Choco), recientemente reconocido con el Premio Nacional de las Artes Plásticas, y Alberto Lescay.

Deja una respuesta