Intervención, palabra de orden…

Qué bueno y dable para esta cubana y santiaguera, resulta escuchar la palabra INTERVENCION cuando se trata de las vacunas… Oh, sí que me agradaba eso que ocurría en mayo de este año cuando con orgullo CUBA anunciaba en amplio titular por la mayoría de los medios de difusión masiva incluyendo la vía digital… Comenzó satisfactoriamente intervención sanitaria en grupos de riesgo y territorios del país.

Merecido que comenzara por la inclusión de estudiantes de Ciencias Médicas, trabajadores de la salud, BioCubaFarma, grupos de riesgo junto a otros territorios seleccionados… Eso nos daba esperanza de menos enfermos por la covid-19 con graves consecuencias sobre todo una mayoría destacándose en la zona roja, pero al mismo tiempo orgullo de los profesionales de las ciencias que hoy tenemos…

Y luego fue muy bueno para muchos sentir ese pinchazo, al que se le temía desde niño, pero que ahora resultaba una INTERVENCION a un organismo que lo necesitaba en justa prevención… La aguja que a través de la televisión se veía enorme y aterraba, se convertía en una picada de ese mosquito pequeño, el culex, que nos ronda grandemente en muchas barriadas y que molesta sin hacernos mucho daño a menos que la alergia se apodere de ti.

Pero ahora, desde hace unos días, los enemigos del Imperio, junto con quienes le secundan desde acá, hablan de INTERVENCION en pos de una ayuda que nada conveniente… Usted si de veras me quiere ayudar es porque es mi amigo y lo hace de manera desinteresada, sin que medie violencia ni vandalismo, ni malas intenciones… Y realmente no es muy creíble, pues lo que hemos visto como INTERVENCION de un país a otro hasta hoy, NO nos ha convencido…

Deja una respuesta