Realizan en Santiago de Cuba, acto provincial de entrega de los Premios Memoria Viva 2018

Santiago de Cuba, 20 de dic.- En la mañana de este jueves, la Sala de Arte del Museo Emilio Bacardí, de esta ciudad, acogió la entrega de los premios Memoria Viva 2018  y de los Certificados de Categorización Científica que otorga, cada año, el Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello.

De acuerdo con los avales y fundamentaciones, así como su incidencia en el ámbito cultural del país, el jurado del  Premio Memoria Viva acordó conceder la distinción a: “La décima y el repentismo en la obra de Roberto Martínez Milán”, de la autora Lisbetty Martínez Ávila del municipio Segundo Frente, quien en declaraciones a la prensa comentó:

De igual manera resultaron premiados, el trabajo  “Mañiño: Leyenda Viva de la rumba en San Luis”, de la autoría de Julio Sierra Viera, de la Casa de Cultura Municipal “Manuel Armero Sánchez”; y los autores Belkis Fernández Vidal y Pascual León Vidal, ambos pertenecientes a la Casa de Cultura “Luisa Pérez de Zambrana”, por la obra Pastería: Tesoro de “El Cobre”.

Entrega de los Premios Memoria Viva 2018

Cada año a través del área de investigaciones de la Dirección Provincial de Cultura, se tramitan los expedientes de los investigadores para el proceso de categorización científica. En esta ocasión la provincia presentó un total de seis expedientes, de los cuales cuatro fueron aprobados.

Categoría de Investigador Agregado a la Lic. Tamara Tabera Delis, especialista de programas y proyectos de la Dirección Municipal de Cultura de Santiago de Cuba.
Categoría de Investigador Agregado a la Lic. Mariesky Roger Isaac, especialista del Museo Municipal de Palma Soriano.
Categoría de Aspirante a Investigador a la Lic. Laritza Rodríguez Cintra, especialista de promoción del Teatro Heredia.
Categoría de Aspirante a Investigador al Dr. C. Miguel Ángel Cintra Rosales, investigador del MININT y fiel colaborador del Centro de Estudios Antonio Maceo Grajales.

Los premios Memoria Viva constituyen, sin lugar a dudas, un reconocimiento genuino a la labor investigativa de los actores comunitarios de la cultura cubana, quienes con su trabajo  contribuyen a la preservación de nuestros valores identitarios.

Por: Camilo Sigas Puente. Estudiante de Periodismo.

Deja una respuesta