Recibe Coppelia Jardín de Las Enramadas Orden Lázaro Peña

En el 10mo aniversario de su creación, por los resultados obtenidos durante este tiempo, la Unidad Empresarial de Base (UEB) Coppelia Jardín de Las Enramadas de Santiago de Cuba recibió la Orden Lázaro Peña de III Grado.

Con este lauro también fue condecorado el sindicalista Eduardo Cisnero Ramos, como parte de la distinción durante la ocasión a personalidades del sector del comercio, la gastronomía y los servicios. Asimismo, la Medalla Jesús Menéndez les fueron concedidas a: Zaida Delis Fuente, Ángela de las Orquídeas Castillo Llanes, Jacobo Luis Pacheco, y Carlos Cordovi Matos.

Acciones que destacan la labor de toda una vida de dedicación, según contiene en su resolución la Ley 17 del Sistema de Condecoración y Títulos Honoríficos, que establece a propuesta del Sindicato Nacional y por aprobación de la Central de Trabajadores de Cuba, esta dignificación para currículos relevantes, en el orden colectivo e individual.

El Reconocimiento del Sindicato Provincial, y por el cumplimiento desde el mes de febrero del aporte a la Patria, también fue extensivo para la UEB, que fuese creada como coppelia el 17 de junio de 2011. En este sentido, Luis Jiménez Quintana, su director, expresó que: “Hemos sido un colectivo unido desde el primer día, que ha sabido enfrentarse a todos los retos y vencer las dificultades con una gran premisa: la dedicación al pueblo santiaguero”.

Una de las laureadas del sector durante el acto por los dos lustros del Coppelia Jardín de Las Enramadas, Zaida Delis Fuentes, compartió con Sierra Maestra que:

“A mis 65 años ya acumulo 42 dedicados a la prestación de servicios en el sector de la gastronomía. Inicié a los 22 años, en 1978, desde la antigua cremería Unidad Turquino No.2, que ya no existe, y que quedaba ubicada en la tienda de Trocha. En La Arboleda estoy desde el año 1981.

“He sido Técnica Gastronómica, fui la mejor sodera a nivel nacional, y luego sostuve un encuentro en la Categoría de Ganadores de Ganadores. He vivido todo lo que haga falta para sacar a mi país adelante, siembra en la agricultura de viandas, Laguna Blanca, recogida de frijoles, y varias ocasiones he sido Vanguardia Nacional, provincial y municipal.

“Fui profesora de Círculo de Interés en la Otto Parellada, obteniendo varios primeros lugares en los concursos con mis estudiantes, y estuve de jurado en los Encuentros de Técnica Gastronómica.

“Actualmente me encuentro monitoreando, como Jefa de Brigada en el Coppelia La Arboleda, del Servicio a Domicilio. Hemos llegado hasta La Central, toda Enramadas, Martí, Sueño, El Caney, 30 de Noviembre…En la casa el helado es una alegría, en especial para los niños. ¿Y a quién no le gusta?

“Para laborar en este sector tiene que gustarte lo que haces, y hay que tratar a los demás como deseamos que nos traten a nosotros. Mi colectivo es joven, y se ve mezclado e inmerso en el servicio para nuestro pueblo. Y eso se logra con disciplina. Mi único hijo trabaja conmigo, y es cajero en el coppelia, no sabes cuán orgullosa me siento”, destacó.

Colectivos de trabajadores que hacen del comercio, los servicios y la gastronomía en la urbe santiaguera, un lugar para el disfrute de algo más que el sabor de un buen helado, que ahora llega hasta el corazón de los residentes en sus hogares.

Tomado del Periódico Sierra Maestra

Deja una respuesta