Reconocen a agentes de Proseg por su trabajo ante la Covid-19

Un total de 133 agentes de la Empresa de Protección y Seguridad (Proseg) de Santiago de Cuba fueron reconocidos en esta ciudad por su labor encomiable ante el cuidado de los centros de aislamientos destinados al enfrentamiento de la Covid-19.

Desde el 21 de marzo y hasta el 22 de junio, estos hombres y mujeres, dieron su disposición voluntariamente para cumplir con lo que se exigía en ese momento, aún y cuando también ellos se acogieron al internamiento de 14 días de trabajo ininterrumpido.

Yudeni Pérez Castellanos

Yudeni Pérez Castellanos, con ocho años de labor en esta empresa que pertenece al Gobierno territorial, comenta que es jefa de objetivo de la escuela La Normal Floro Regino y la sede del Partido Comunista de Cuba y como La Normal fue el primer centro de aislamiento que se abrió para atender a los posibles contactos, ella sin duda dio el paso al frente, junto a muchos de sus compañeros.

“Trabajamos durante 14 días sin descanso, allí cumplíamos con la tarea de seguridad y protección, no permitíamos que los pacientes salieran de sus habitaciones ni de la entrada al lugar de personal ajeno a la entidad ni visitantes”, expresó Pérez.

“Siempre velamos además por nuestro cuidado de que no fuéramos a contagiarnos, usando el nasobuco, lavado frecuente de las manos y manteniéndonos cada cual en su posición, ya que estuvimos cerca de los pacientes cuando se bajaban de las guaguas y ambulancias.

“Fue una tarea encomendada que nos enseñó a cuidarnos unos a otros y a valorar la vida, ya que fue y es una pandemia nueva para el mundo donde estábamos todos en riesgo”, destacó.

Esta joven santiaguera vecina del Distrito José Martí, también es madre de una adolescente de 13 años, que durante estos días dejó a cargo de su mamá; mientras velaba por la seguridad de muchos otros su hijita cumplía años en su hogar.

“Fue un día muy triste para mi, extrañando a mi pequeña y mi familia, pero con el apoyo de mis compañeros y sabiendo la envergadura de la tarea que cumplía, ambas nos reconfortamos”, puntualizó Pérez.

Otro agente destacado que estuvo en la línea roja, sin ser médico, fue José Raúl González Vargas, pues aunque pertenece a la Agencia no.6 Cementerio, a él le tocó el cuidado por tres ocasiones del centro de aislamiento para extranjeros Villa Colibrí.

José Raúl González Vargas

“Para mí fue una misión muy importante porque uno aprende los valores de la vida, aprende a ser más humano y estando allí, pude ver el miedo que se tiene cuando uno está al lado de un virus que no se ve, misterioso y que ponía en riesgo a todos. Por suerte y cumpliendo con las medidas de higiene nadie salió lastimado ni contagiado”, dijo González.

“Fue una experiencia muy linda, estuve lejos de mi familia, extrañándola mucho, pero nos comunicábamos todos los días por teléfono y nos daban aliento, pero si hay algo digno de destacar fue el apoyo constante y la preocupación de nuestros jefes superiores, interesados por nuestro bienestar”, sentenció.

Elia Idelmis Tabares Guevara, directora de la empresa informó que en esta contienda de enfrentamiento al Sars-CoV-2 laboraron 133 agentes en la zona roja y 48 en la zona verde. Labor que es válida reconocer por su disciplina, entereza y disposición voluntaria de dar el paso al frente sin temor a los riesgos que cogían.

“Por la eficiencia en el trabajo realizado ninguno de nuestros agentes tuvo contagio de la enfermedad, y este reconocimiento quedará plasmado en la historia de nuestra empresa cuando un grupo valeroso de compañeros enfrentaron sin temor al nuevo coronavirus, tan temido a nivel mundial”, subrayó.

Proseg tiene un total de más de 2 040 trabajadores en toda la provincia encargados del cuidado de instituciones, centros laborales, escuelas, hospitales, museos, teatros y un sinfín de organismos. Para estos profesionales también el aplauso del pueblo en señal de agradecimiento.

Deja una respuesta