Reconocen a Cerveceria santiaguera por su labor ante la COVID-19

Santiago de Cuba, 11 jun (ACN) La empresa Cervecería Hatuey, de la ciudad de Santiago de Cuba, fue reconocida por el Consejo de Defensa Provincial (CDP), por las alternativas en sus producciones ante la pandemia de la COVID-19 y con muy buena aceptación entre la población.

Casi 20 mil cajas de maltas a granel salieron para los mercados, centros laborales y de Comercio y Gastronomía de los nueve municipios del territorio en los últimos dos meses, como opción que por las restricciones del coronavirus limitó la venta de cervezas para las tres provincias que atiende la entidad.

Ante la obsolescencia de la tecnología y en una verdadera proeza de la fuerza productiva de innovadores y racionalizadores, se recuperó una planta de caramelo, indispensable en la elaboración de las bebidas que tanto gustan por estos meses a los santiagueros y que encuentran en los diferentes Consejos Populares.

Francisco Mauris Figueredo, director de la empresa cervecera Hatuey

Francisco Maury, director general de la Hatuey, significó que incorporaron a la cartera y ofertas vinagre, vino seco, salsa Taino que se asemeja a la de soya y el Chaguitin con sabor a sidra que también, se incluyeron en los módulos a trabajadores, personal de salud y otros indispensables.

Maury, aseguró a la ACN que laboran por un plan de nueve mil cajas de maltas a granel, en el actual mes, más el resto de los líquidos que mantendrán mientras dure la situación excepcional y vuelvan a su objeto social que es un mayor por ciento de cerveza embotellada, dispensada y a granel para este territorio, Granma y Guantánamo.

Las líneas de producción con que cuenta la entidad, garantizan la obtención de las bebidas que distribuye esa empresa, sin descuidar la seguridad y salud de sus trabajadores.

Osmel Fernández, médico de la Cervecería santiaguera, explicó que de los más de 700 obreros dejaron laborando 456, para aplicar lo establecido ante la pandemia, para las personas vulnerables, de riesgo y madres que deben cuidar a los niños.

Se cumple el lavado de manos con agua jabonosa y clorada y los baños podálicos a la entrada del centro, oficinas, áreas de producción y comedor, medición de la temperatura corporal, uso obligatorio del nasobuco y el distanciamiento físico.

El colectivo laboral participa activamente en los programas para la producción de alimentos y en saludo a la jornada del donante realizaron 39 extracciones voluntarias de sangre.

Deja una respuesta