Renuevan estrategia sanitaria ante repunte de COVID-19

En Santiago de Cuba, con elevada tasa de incidencia e incremento sostenido de casos positivos al SARS-Cov-2, renuevan la estrategia de vigilancia y atención sanitaria, de cara a frenar el actual repunte de la COVID-19.

La nueva concepción prevé declarar evento de transmisión a los focos que generen cinco o más confirmados y establecer restricción total de movilidad en esa área durante 10 días, sin excepción, según trascendió en reunión del Grupo Temporal de Trabajo (GTT) para el enfrentamiento a la pandemia.

En el encuentro se precisó que tocará a los grupos municipales determinar el cierre de cuadra, manzana o circunscripción, de conjunto a las fuerzas del orden interior y las organizaciones de la comunidad, en aras de garantizar el cumplimiento de la disposición.

Para la detección de asintomáticos incrementarán las pruebas de laboratorio en universos estratificados, de acuerdo a las capacidades de esta.

A la par se intensificará la pesquisa en zonas de riesgo –manzanas con controles de foco y población vulnerable- con la participación de trabajadores de la salud y los equipos de apoyo al médico y enfermera de la familia, en la búsqueda de personas con sintomatología sugestiva de la dolencia.

María Eugenia García, directora provincial del sector, subrayó a la ACN la necesidad de trabajar de manera integral los focos y eventos en las circunscripciones, las cuales se clasificarán en alto, mediano y bajo riesgo para la toma de decisiones.

El municipio de Mella, al norte de la provincia, sobresale nacionalmente por la alta tasa de incidencia asociada a transmisión institucional, de ahí que la directiva inste a incrementar el número de inspectores y la efectividad de la Inspección Sanitaria Estatal en los controles de foco, eventos y centros laborales vulnerables.

En ese sentido, especificó el cierre de la entidad o de los departamentos donde se comprueben más de dos casos con la enfermedad y el análisis de la responsabilidad administrativa.

Sobre la atención médica, García enfatizó la importancia de identificar oportunamente los síntomas y signos de la patología en pacientes confirmados y sospechosos antes de las 24 horas del inicio de estos, para ganar tiempo en la aplicación del tratamiento.

Explicó, también, del ingreso domiciliario de los contactos de confirmados y sospechosos con el nuevo coronavirus, con seguimiento diario por los Equipos Básicos de Trabajo de las áreas de salud, y la contribución de las organizaciones políticas, sociales y de masas en el aseguramiento de un efectivo aislamiento social en las comunidades.

Además de estas acciones resulta esencial reforzar las medidas de control sanitario internacional y cumplir el cronograma de la intervención sanitaria en grupos y territorios de riesgo con el candidato vacunal Abdala.

Santiago de Cuba se encuentra –desde enero- en fase de transmisión autóctona limitada y hoy reportó 333 confirmados con la COVID-19, la cifra más alta desde la irrupción de la enfermedad en marzo de 2020.

El actual escenario, analizado en la reciente visita del Primer Ministro, Manuel Marrero, y del titular de Salud Pública, José Ángel Portal, al territorio suroriental, se complejiza más debido a la circulación de las cepas de Reino Unido, California y Sudáfrica (con sus dos variantes), más contagiosas y que deterioran en menos tiempo el organismo infectado.

Tomado de la Agencia Cubana de Noticias

Deja una respuesta