Respalda pueblo santiaguero, declaraciones de Bruno Rodríguez Parrilla

Santiago de Cuba, 25 de oct.- De mucho interés para los santiagueros resultó la conferencia de prensa ofrecida por el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla y que se transmitiera en la noche por los principales medios televisivos del país, en la cual el diplomático cubano expuso los argumentos que  esgrime Estados Unidos  en  una nueva maniobra política contra Cuba.

“Un ejemplo de las mentiras infundadas por la administración norteamericana soy yo, dijo Lourdes Bell Rizo, trabajadora del Hospital Infantil Norte al referirse a los derechos de las mujeres en nuestro país. Soy del campo, estudié pedagogía y hoy presto mis servicios en el Policlínico de Especialidades donde se me respeta y tengo los mismos derechos que cualquier otro compañero o compañera. Nadie me discrimina ni por el color de mi piel ni por mi sexo “, afirmó.

Por su parte, Kenia Prig asegura sentirse complacida con el trato que recibe como Agente de Protección en el sector de la Industria Alimenticia. “Trabajo cuando me corresponde, y aunque me exigen el cumplimiento de mi deber, siempre se tiene en cuenta que soy mujer. Pero tengo el mismo salario y   estimulación que los hombres. No hay diferencia ni discriminación”, expresó.

Este sentir de mujeres santiagueras, muestra que no hay argumentos ni razones para  la infundada y descabellada escaramuza de los Estados Unidos,  en su afán de  debilitar el apoyo que cada año ofrece la comunidad internacional frente a la presentación del Proyecto de Resolución «Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba».

La víspera,  la información ofrecida por Rodríguez Parrilla dejó claro que la Misión Permanente de Estados Unidos ante la ONU circuló un conjunto de ocho enmiendas a la Resolución cubana contra el bloqueo, que abarcan básicamente aspectos relacionados con los objetivos de desarrollo de la agenda de Naciones Unidas 2030 y elementos asociados a los derechos humanos, asunto en el que el Gobierno norteamericano se empeña en desacreditar a Cuba, sin éxito.

“De qué derechos humanos se trata ahora”, dijo Seuxys Manuel, residente en el Reparto Flores y trabajador por cuenta propia en una Brigada de la Construcción en Santiago de Cuba. Provengo de una familia obrera, muy pequeño me operaron del corazón sin que hubiera preocupaciones por pagar un tratamiento costoso. Y hoy estoy aquí saludable. Mi madre también tuvo un prolongado tratamiento de salud y la única preocupación del equipo médico fue garantizarle su recuperación. Eso es derechos humanos”.

Se trata nuevamente, como aseveró el canciller cubano en la conferencia de prensa transmitida anoche por la televisión cubana, de una   política cada vez más hostil contra Cuba, vinculada con la industria anticubana de Miami. Para los santiagueros es una contraofensiva que nada tiene de estratégica pues no hay argumentos sólidos para sostener tales pronunciamientos.

Por esta razón, cuando este 31 de Octubre se someta a votación una vez más la Resolución Cubana condenatoria del Bloqueo económico, financiero y comercial de los Estados Unidos contra Cuba, santiagueros y santiagueras estarán atentos al momento para volver a sentir el regocijo de que solo dos naciones, Estados Unidos e Israel, estarán de acuerdo con ese genocidio.

Por: Agustina Belle Bell.

 

 

Deja una respuesta