Restablecen uso obligatorio del nasobuco en Santiago de Cuba

Ante el incremento del peligro de reaparición de casos autóctonos de COVID-19 debido a la entrada en la etapa de nueva normalidad pospandemia, las autoridades gubernamentales y sanitarias de Santiago de Cuba restablecieron el uso obligatorio del nasobuco (mascarilla) entre sus pobladores.

Raúl Leyva Caballero, jefe provincial de Promoción de Salud, explicó en exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias que la mascarilla debe emplearse al acudir a los centros de trabajo, abordar el transporte público y privado, y al asistir a reuniones, locales cerrados e instituciones escolares, porque varios de los episodios de rebrotes reportados en los últimos días transcurrieron en zonas cerradas.

Según el doctor, también se utilizarán en las oficinas de trámites, centros comerciales, velatorios en funerarias y domicilios, y al acceder a cualquier entidad estatal o no y lugar donde confluyan más de cuatro o cinco personas, con independencia del distanciamiento físico entre ellas.

La medida incluye a quienes laboran en los puntos de fronteras internacionales, involucrados en el recibimiento de viajeros, tripulantes, aeronaves y sospechosos, a los trabajadores de la salud vinculados a la atención médica y a los encargados de la limpieza y desinfección de determinadas áreas con riesgo de contraer el virus SARS-CoV-2 y generar la transmisión del mismo, puntualizó.

Leyva Caballero precisó que en las instalaciones turísticas y de recreación el uso del nasobuco resultará obligatorio para el personal de servicio, y en las instituciones de salud se prohíbe su empleo cuando no cumplan con los requisitos establecidos, cubrir de forma correcta la nariz y la boca.

De las disposiciones anteriores se exceptúan a los choferes de carros estatales y particulares siempre que viajen solos, y a los practicantes de ejercicios en espacios al aire libre.

El territorio no reporta casos propios de COVID-19 hace 187 jornadas, pero la amenaza del repunte se vuelve inminente con el arribo de viajeros provenientes de diversos países, de ahí la importancia de que los ciudadanos asuman actitudes responsables y proactivas con las disposiciones indicadas referentes al uso del nasobuco.

Deja una respuesta