Restaurante El Cayo, sello de calidad en Santiago de Cuba

Quienes gustan de platos elaborados a base de pescados y mariscos tienen en el restaurante El Cayo, de la Sucursal Santiago de la Empresa Extrahotelera Palmares, una acogedora instalación rodeada del mar, el sitio ideal por la variedad y calidad de las ofertas.

Solo en embarcaciones ligeras como lanchas se llega hasta allí, y durante la travesía puede disfrutarse del ambiente marino y los valores naturales, históricos y patrimoniales que atesora la bahía de bolsa de esta urbe oriental.

Clientes individuales frecuentan la instalación sobre todo los fines de semana y, además, grupos de turistas foráneos organizados por las agencias de viajes que realizan el cruce por la marina Marlin.

El Restaurante El Cayo se localiza en el cayo Granma, islote que se encuentra a la entrada de la bahía santiaguera a menos de un kilómetro de tierra.

Ubicado justo en el agua, posee tres niveles y permite degustar de la buena comida, mientras se disfruta de excelente música cubana y vistas de la ciudad de Santiago y las montañas circundantes de la Sierra Maestra.

El horario de servicio del bar y restaurante es de 10:00 am a 5:00 pm, y el último de ellos con la sugerencia de la casa: Filete al Cayo, consistente en un grillado a la plancha, con salsa marinada y camarones, todo ello cubierto de queso gratinado.

Si algún cliente desea alguna otra oferta que no sea de especies marinas también puede ser complacido.

Su administrador, Roberto Figarola Marzán, mucho insiste en divulgar los atractivos del restaurante El Cayo, con capacidad para 220 clientes, de ellos un centenar en el salón principal, 50 en el segundo nivel y otros 70 en el bar terraza en un ranchón techado, ubicado en el nivel más cercano al mar.

Es un deseo de todos ver concurridos esos espacios, pero sabemos que solo es posible acceder por mar con los viajes que al día realiza la lancha, cada una hora y media, en su recorrido por barrios del litoral como La Socapa, Ciudamar, Caracoles, Punta Gorda y esta comunidad, expresó.

Escoger esta propuesta gastronómica para saborear un buen plato marino, destacó Figarola Marzán, también permite recrearse con una vista panorámica única, que incluye el Castillo del Morro San Pedro de la Roca, fortaleza que da nombre al sitio histórico declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

Del pequeño colectivo -nueve trabajadores- elogió la disciplina y sentido de pertenencia, lo cual le hizo merecer primero de la condición de Líder en la calidad y recientemente la de Turismo + Higiénico y Seguro en la Sucursal Santiago de Palmares.

Debido a la COVID-19, detalló, se cumplen los protocolos sanitarios establecidos por la pandemia, con el estricto cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias y la limpieza de áreas y superficies.

La profesionalidad de los trabajadores del restaurante va más allá de sus cualidades gastronómicas, ya que a la vez son cronistas de la historia del islote de 9,4 hectáreas, otrora comunidad de pescadores que después de la Revolución de Haití acogió a algunos emigrantes franceses.

La construcción del inmueble es tipo chalet sobre pilotes y con algunas estructuras de hormigón, y data de los años 40 del pasado siglo cuando era utilizada como casa de descanso de familias adineradas residentes en la ciudad.

Tuvo la instalación varios usos hasta que en la década de los 90 pasó al grupo Cubanacán y luego a Palmares.

Su nombre oficial es cayo Granma y los vacacionistas acuden a deleitarse de la tranquilidad del lugar, a bañarse en sus tranquilas aguas, mientras hay quienes van a visitar la iglesia San Rafael, construida en 1877 en honor al santo patrón de ese nombre.

Otros desafían el cruce del mar en lanchas en busca de la exquisitez del restaurante de la Extrahotera Palmares, con un prestigio bien ganado por la calidad de sus productos.

Deja una respuesta