¿Qué provoca el coronavirus?

A diferencia de sus primos causantes de un resfriado común, los coronavirus zoonóticos, que dieron el salto de animales a humanos, como los que causan el SARS y el MERS, pueden provocar una cascada de daños inducidos por virus en muchos órganos, y la covid-19 no es una excepción.

En la mayoría de los casos, la Covid-19 comienza y termina en los pulmones, porque, al igual que la gripe, los coronavirus son enfermedades respiratorias, por lo que causan síntomas similares a los de la gripe: pueden comenzar con fiebre y tos que progresan a neumonía.

Aún no está claro si los síntomas gastrointestinales juegan un papel importante en el brote actual, pues los casos de diarrea y dolor abdominal han sido raros. Los investigadores creen que el virus de la covid-19 utiliza el mismo receptor que el sars-Cov, y esta «puerta» se puede encontrar en los pulmones y en el intestino delgado.

En algunos de los casos más graves de la covid-19, la respuesta de las citoquinas, combinada con una capacidad disminuida para bombear oxígeno al resto del cuerpo, puede provocar una falla multiorgánica. Los científicos no saben exactamente por qué algunos pacientes experimentan complicaciones fuera del pulmón, pero podría relacionarse con afecciones subyacentes como enfermedades cardiacas o diabetes.

Cuando un coronavirus zoonótico se propaga desde el sistema respiratorio, el hígado a menudo es un órgano que sufre a escondidas. Los médicos han visto indicios de lesión hepática con sars, mers y covid-19, a menudo leves, aunque los casos más graves han provocado daños hepáticos graves e incluso, insuficiencia hepática.

Según los especialistas, una vez que un virus ingresa al torrente sanguíneo, puede viajar a cualquier parte del organismo. El hígado es un órgano muy vascular, por lo que un coronavirus puede entrar fácilmente en sus células.

Si bien la lesión renal aguda en pacientes con sars podría deberse a un conjunto diverso de causas, que incluyen presión arterial baja, sepsis, medicamentos o un trastorno metabólico, los casos más graves, que condujeron a insuficiencia renal aguda, mostraron signos de una tormenta de citoquinas.

Deja una respuesta