Salvador Valdés Mesa intercambió con trabajadores aduaneros en Santiago de Cuba

Santiago de Cuba, 15 de mar. – Como parte de la visita gubernamental a Santiago de Cuba, el Primer Vicepresidente cubano de los Consejos de Estado y de Ministros, Salvador Valdés Mesa, intercambió con los trabajadores de la Aduana General de la República en el territorio, acompañado por el Ministro del Transporte Eduardo Rodríguez Dávila.
En la sede de la Aduana santiaguera, Valdés Mesa recibió una amplia explicación acerca de la labor que realizan los aduaneros en la localidad, en aras de mantener la seguridad en los puntos de fronteras del país.
Gladys Carrasco Gallo, Jefa de la Aduana en esta provincia, comentó que la actividad de enfrentamiento en el 2018 se desarrolló en un escenario de mayor complejidad y agresividad, un mercado interno con alta demanda de mercancías importadas (situación que estimula el mercado ilegal), y un incremento en la implicación de personas en esta actividad; lo que trajo como resultado unas 392 infracciones más que en el 2017.
Sobre este particular, el Primer Vicepresidente de los consejos de Estado y de Ministros, hizo hincapié en que se trabaja para llevar a cabo medidas de Gobierno para frenar la importación de mercancías con carácter no comercial, con el fin de que las personas puedan satisfacer esas necesidades dentro del país.
“Una de las labores más importantes de la Aduana, que está formada mayoritariamente de jóvenes, es desarrollar un eficiente trabajo político e ideológico de preparación, de formación, de sentido de pertenencia, por la importante función que tiene esta entidad para la seguridad y la defensa de la nación”, dijo Salvador Valdés Mesa, quien se preocupó a su vez por la capacitación del personal y la atención a las quejas de la población:
“Hay que preocuparnos por bajar el nivel actual de quejas de la población ante el trabajo de la Aduana; y esto va a estar en correspondencia don la profesionalidad de los técnicos y demás trabajadores que son servidores públicos. Hay que fortalecer la ética en la atención; no violar los procedimientos; atender los casos, sacar experiencias y transmitirlos al resto del personal para que se tome conciencia”.
La Aduana de Santiago de Cuba obtiene buenos resultados en la seguridad de la salida internacional, y se aplican las medidas pertinentes para disuadir cualquier amenaza o acciones terroristas. No obstante, la acumulación de mercancías objeto de decomiso y abandono por la insuficiente capacidad de almacenaje, es una de sus dificultades.
“Ustedes tienen una gran tarea y una gran responsabilidad, porque siempre van a tratar de vulnerar la frontera, de extorsionar a los miembros de la Aduana… y deben ser en eso invulnerables. Nosotros reconocemos y significamos la importante labor que están desarrollando, y tenemos que ponernos por encima de las limitaciones que tenemos con la logística y el almacenamiento. Sepan que confiamos en ustedes”.
De esa manera, Salvador Valdés Mesa concluyó su intercambio con los aduaneros, para recorrer otros lugares de interés económico en la provincia, entre los que estaba incluido el central azucarero Dos Ríos de Palma Soriano.

Por Odette Elena Ramos Colás

Deja una respuesta