Santiago, añeja, pero viva y floreciente

 Santiago de Cuba, 27 de feb.-  La ciudad de Santiago de Cuba constituye hoy un regalo a la memoria afectiva y a la vista de nativos y visitantes; asemeja una postal por la autenticidad que la envuelve con ese eterno diálogo entre  tradición y modernidad.

  Museo a cielo abierto se considera con justeza a la legendaria urbe, donde cada calle, cada casa y hasta cada piedra recuerda el heroísmo de sus hijos e hijas en el difícil y hermoso camino de conquistar la libertad.

 Todavía puede tenerse el honor de respirar juntos e intercambiar con veteranos héroes de la última etapa de insurrección nacional, protagonistas de la historia que forjaron y salvaguardan, para dar glorias a la Patria y más allá de las fronteras del país.

  Nace un nuevo Santiago cada día con obras  que cambian su entorno y benefician a su gente, al elevar su calidad de vida;  sobre todo con viviendas que cobijan a damnificados de Sandy, aquel devastador ciclón de 2012 que transformó su fisonomía,  pero con la misma fuerza de un huracán el pueblo se levantó y la hizo más hermosa.

   Su conocido corredor patrimonial Las Enramadas, en el corazón de la urbe, tal parece que se complace con el ir y venir de su gente alegre y afable que reta el ardiente sol para enamorarse y disfrutar de los encantos que sorprenden a cada paso.

   Santiago es una simbiosis de añejas edificaciones  de estilos diversos que desafían el paso del tiempo y hasta los temblores, con otras que contrastan por ese toque de modernidad a tono con nuevas líneas de construcciones más funcionales y resistentes.

  En la Cuna de la Revolución y Ciudad Héroe de la República de Cuba perdura el ejemplo de quienes lo dieron todo por la independencia y de sus hijos más renombrados: el Mayor General Antonio Maceo Grajales y el avezado jefe y combatiente clandestino Frank País García.

  Esta rebelde y heroica tierra bendecida por atesorar los restos del Héroe Nacional José Martí, el Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes, la madre de todos los cubanos Mariana Grajales y el eterno líder de la Revolución cubana Fidel Castro, es hoy y será para todos los tiempos un baluarte seguro de la Isla.

  Santiago es una ciudad viva que florece por día, llena de música, poesía y leyenda y, especialmente, de santiagueros y santiagueras capaces de robarles el corazón a quienes la visitan con solo una palabra, una mirada, una sonrisa o un abrazo.

Por: Aída Quintero Dip.

Deja una respuesta