Santiago de Cuba entre el jazz, el Grammy y la radio joven

Santiago de Cuba, 24 sep.— El VII Encuentro Amigos del Jazz, la nominación del Septeto Santiaguero (ESS) por quinta vez al Grammy Latino y la edición 28 del concurso nacional de la radio joven Antonio Lloga marcan hoy a esta ciudad.

En sus postrimerías, los dos eventos confirmaron a la urbe como significativa plaza cultural, en la cual ese género musical adquiere notable arraigo junto a los siempre venerados el son y la trova, y la cita de los noveles realizadores reverencia a quienes fundaron en Cuba la tradición del medio sonoro.

La nueva inclusión del colectivo musical santiaguero en la selecta lista de los que aspiran al preciado premio, por su parte, entusiasmó a los lugareños que aprecian en ellos, además de una legítima razón de orgullo local, a artistas capaces de trascender el tiempo y el espacio con una obra en ascenso.

Con el disco A mi qué-Tributo a los clásicos cubanos, en colaboración con el músico dominicano José Alberto El Canario, ESS continuó su línea creativa de renovar ancestrales piezas del panorama sonoro nacional e insuflarle aires modernos que conectan con los públicos más jóvenes.

Sostienen también en este fonograma la participación de renombrados artistas de talla internacional, en este caso Gilberto Santa Rosa, Pancho Céspedes, Edwin Colón y Krency García, “El Prodigio”, junto a los cubanos Alexander Abreu y Orlando Valle, “Maraca”.

Las últimas cinco placas de la agrupación han sido escogidas para rivalizar por esos galardones en su apartado latino y con una de ellas compitieron también en la codiciada versión anglosajona, mientras que en el 2015, con No quiero llanto-Tributo a Los Compadres, se alzaron con el lauro en música tropical tradicional.

El séptimo Encuentro dedicado al jazz juntó aquí desde el día 20 a reconocidos artistas cubanos como Yasek Manzano, Orlando Valle “Maraca” y Carlos Miyares con estadounidenses que cultivan esa vertiente, encabezados por Mike Davison.

Auspiciadas por la filial de la Unión Nacional de Escritores y Artistas y con la colaboración de instituciones culturales santiagueras, las jornadas musicales tuvieron lugar en los céntricos Teatro Martí, Sala de Conciertos Dolores, el patio La Jutía Conga y el Iris Jazz Club.

Desde el 2011 se desarrolla el evento que apuesta por la difusión de ese género, que según estudiosos arribó a Cuba por esta ciudad a finales del siglo XIX y cuenta con intérpretes y un público entusiastas, favorecidos por la apertura a un costado de la emblemática Plaza de Marte del club consagrado a esas descargas.

El concurso y taller nombrado por esa figura insigne de la radio cubana propició una vez más la actualización de tendencias en las realizaciones del medio y la asunción de los aportes de los más nuevos en su vigencia, más allá de las actuales tecnologías que pudieran hacer pensar en decadencias. Por: PL

Deja una respuesta