Santiago de Cuba y su fecha cumbre: el 26 de Julio

Santiago de Cuba, 20 de jul.- Haciendo honor a tanta historia Santiago de Cuba y sus hijos e hijas esperan inspirados su fecha cumbre, para regalarle un pueblo aguerrido y cohesionado, de solidez ideológica, capaz de vencer cualquier escollo para mantener invicta la Revolución, por la cual muchos compatriotas dieron su sangre y otros la llenaron de gloria.

La rebelde, heroica y hospitalaria ciudad nunca le ha fallado a la Patria, condición mostrada con creces cuando Fidel y sus compañeros de lucha la escogieron para protagonizar la hombrada de asaltar,el 26 de julio de 1953, el cuartel Moncada, uno de los bastiones más importantes de la tiranía de Fulgencio Batista.

Desde entonces y siempre la indómita urbe ha sido pilar insustituible de la nación, inspiración perenne para el pueblo tanto en los tiempos de incertidumbre y zozobras como en los de triunfo y gloria, con una fidelidad a toda prueba que la enaltece y la honra.

Esos sentimientos afloran con más fuerza en los santiagueros cuando se acercan fechas en las que esta tierra dio el paso al frente y mostró su estirpe mambisa y guerrera como el 26 de Julio y el Primero de Enero, pues no puede olvidarse que la Revolución tuvo su entrada triunfal, en 1959, por las calles de la leal ciudad.

Hay muchos revolucionarios, combatientes,  trabajadores, y ciudadanos comunes que vivieron la hermosa epopeya, cuando ese  primer combatiente e indiscutible jefe que se llama Fidel, pronunció un discurso aleccionador y visionario en pleno corazón de la legendaria Santiago, en el antiguo Ayuntamiento.

Sus palabras fueron guía y convicción profunda del rumbo de la nación, desde ese momento en que comenzaba la Revolución,  al indicar  con su proverbial visión que habíamos llegado hasta aquí, pero de ahora en lo adelante todo sería más difícil.

La  historia que  ayudaron a forjar  los santiagueros, como creadores y testigos de la gran obra colectiva, se sigue escribiendo  con valentía y optimismo hoy, cuando estamos a las puertas del aniversario 66 del Día de la Rebeldía Nacional en que se tomó el cielo por asalto.

Para seguridad de un prometedor futuro,  la Patria cuenta  todavía con  brazos  veteranos,  pero combativos  para defenderla junto a los pinos nuevos que crecen vigorosos.

Ese legado, esa herencia patriótica que nutre a los nacidos en esta tierra indomable, y la obra que han levantado con coraje, son rememorados en estos días de recuento y de alegría por contar con una Revolución fortalecida y el compromiso de cuidarla como la niña de los ojos.

La convicción  de la  continuidad e irreversibilidad de nuestro proceso constituye una garantía  de que vamos en marcha inexorablehacia adelante, como el mejor tributo a los héroes y mártires de la epopeya del 26 de Julio.

Estos años de duro bregar  nos han pertrechado de la idea de que la memoria histórica de la Revolución es un patrimonio sagrado, que solo merece reverencia,  luchando y trabajando  como nos pidió siempre Fidel, y hoy nos siguen pidiendo los continuadores de su legado, guiados por el ejemplo y magisterio del invicto líder.

Deja una respuesta