Sistema de Atención a la Familia mantienen servicios a domicilio

Ante el rebrote de la enfermedad Covid-19, los comedores sociales del Sistema de Atención a la Familia (SAF), retomaron la entrega de alimentos a domicilio como parte de los protocolos adoptados para asegurar el distanciamiento social y evitar el contagio con la epidemia, en esta ciudad.

Más de cinco mil personas asociadas a las 127 entidades del SAF reciben este servicio en sus hogares, con el apoyo también de las trabajadoras sociales de cada zona y de la gastronomía, cuyas unidades cerraron por la epidemia.

Soraida López, administradora del Rincón Bendito, refirió a ACN la adopción del mismo modo de trabajo que la anterior experiencia pues tuvieron resultados loables en la entrega de las elaboraciones.

El personal de cocina entra a las 5:30 horas para iniciar la cocción de los alimentos y el resto se incorpora a las 8:30 para garantizar la distribución a las casas de los comensales de a partir de las 11:00, explicó.

Sobre los insumos entregados al centro, dijo, que tienen en el almacén los recursos necesarios para ofertar entre cinco y seis platos, incluyendo plato fuerte, refresco y postre.

Pedro Luis Pintón, beneficiado del SAF, comentó a ACN que la entrega a domicilio evita que las personas salgan a la calle, reduce la posibilidad de contagio y mediante este programa de atención a los más desfavorecidos adquieren alimentos a precios módicos y con una adecuada elaboración.

También a esta labor, nos sumamos profesores de deportes, orgullosos de contribuir con personas de la tercera edad que necesitan de ayuda, expresó Fidel Macías.

Conversamos con los ancianos sobre las medidas higiénicas e incluso nos brindamos para hacer otra labor, y es lo hacemos con mucho amor, subrayó.

El programa de atención a la familia desde 1998 ayuda con la alimentación a ciudadanos de pocos recursos, muchas veces solos y en la mayoría de los casos de avanzada edad. Las entidades que lo asumen se caracterizan por el confort, la higiene y un buen trato.

Deja una respuesta