Salario, cuentas de ahorro y atención a los vulnerables en un nuevo contexto económico en Cuba

Por lo delicado del tema y las dudas generadas en la población, el comportamiento del salario y de las cuentas de ahorro, así como la atención a los vulnerables en un nuevo contexto económico en Cuba, fueron retomados por Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos.

En una intervención a los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular explicó que el diseño es que las personas tengan un incremento real de sus ingresos.

El salario mínimo tendrá como punto de partida la canasta de bienes y servicios de referencia y un poco más, lo cual no ocurrirá de igual forma con la pensión mínima, pensada solo para el beneficiado.

Añadió que existirá un salario bruto al que se le descuenta un cinco por ciento para la seguridad social (financiamiento de la jubilación) y eso que queda es el salario neto en el que está contenida la canasta básica.

En el caso del impuesto sobre el salario (función redistributiva) va a tener un mínimo exento asociado al costo de la vida en Cuba, libre de impuesto, y a partir de ahí un tres por ciento del salario neto.

Al explicar la política con los ahorros detalló que las cuentas que se encuentren en CUC van a ser cambiadas al tipo de cambio actual (1×24 CUP), sin embargo, los ahorros sí van a tener pérdida de capacidad de compra debido al incremento de los precios.

Los costos de los productos en las cadenas de tiendas se van mantener en su mayoría y otros continuarán subsidiados, además de que va a existir un incremento de los ingresos, sentenció.

Señaló que se mantienen subsidios de productos con un carácter total, entre ellos los que se entregan a los niños, los relacionados con enfermedades crónicas de la infancia, entre otros, y serán parciales para la electricidad y algunos medicamentos no asociados a enfermedades crónicas.

El Jefe de la Comisión de Implementación comentó que en Cuba muchas personas no trabajan y si se quitan los subsidios la solución tendrá que ser salir a buscar empleo.

A decir de Murillo Jorge en un núcleo familiar pueden coincidir varias personas que sean beneficiadas por el ordenamiento, lo cual les permitirá vivir en mejores condiciones, pero también puede ocurrir lo contrario, en cuyos casos, deberán ser identificados y el Presupuesto del Estado asumirá su atención.

La idea, dijo, es subsidiar personas y no productos.

El ordenamiento monetario es mucho más que eliminar una moneda y poner un solo tipo de cambio

El ordenamiento monetario implica acomodar muchos aspectos de la economía, por lo que es mucho más que eliminar una moneda y poner un solo tipo de cambio, afirmó Marino Murillo Jorge, Jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos.

Al definir el punto de partida para la ejecución de la tarea ordenamiento señaló como elementos importantes el momento complejo que vive el país en cuanto a la disponibilidad de divisas y el hecho de que todas las acciones que se han hecho en determinado momento demandan decisiones de una gran integralidad.

En su intervención ante los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular el pasado martes, transmitida hoy en la Mesa Redonda, añadió que todas tuvieron validez en su momento, pero si se quiere actualizar la economía existe un grupo de aspectos que se precisa transformar porque han perdurado mucho en el tiempo como la estimulación salarial en divisas y una gran cantidad de productos subsidiados.

Murillo Jorge agregó que se hizo un levantamiento para tratar de tener en cuenta todas estas particularidades con la tarea ordenamiento. Explicó que existen un grupo de grandes distorsiones en la economía, trabas que inciden en los precios, los salarios, la medición de la eficiencia de las empresas y las inversiones, desequilibrios macroeconómicos provocados por la dualidad cambiaria y la sobrevaloración del peso contra el dólar que no incentiva a los exportadores.

El ordenamiento implica la devaluación del peso cubano, por lo que ocurrirá un ajuste entre los diversos actores económicos y habrá que salir a ser más eficiente ante el trabajo, subrayó.

Expresó que Cuba cuenta con dos monedas y dos tipos de cambio, estos últimos se corresponden con dos circuitos, el mayorista (empresas, unidades presupuestadas) y minorista (personas naturales) y eso tiene un efecto en las funciones del dinero y por eso ha existido la necesidad de una conducción de la economía más administrativa que financiera.

Para las personas naturales en Cuba ya el peso cubano está devaluado pero no es así para las entidades y empresas, por lo que para unificarlos se va a subir el tipo de cambio del circuito mayorista y eso tiene muchos efectos en la economía, por ejemplo, la insolvencia de empresas y el incremento de los precios, dijo.

En el caso cubano la solución no es desempleo, que los asalariados queden peor ni otros efectos negativos que tienen las devaluaciones en el mundo, pero sí va a existir un ajuste sobre todo dirigido al estímulo al trabajo, lo que hace de esto un proceso complejo pero no habrá terapias de choque, aclaró el Jefe de la Comisión de Implementación.

Reiteró que por ello todo el proceso vendrá asociado a la transformación de los ingresos: salario, pensiones y asistencia social.

Deja una respuesta