Tarea Ordenamiento, sobre todo una oportunidad

Santiago de Cuba, 15 de feb. – La Tarea Ordenamiento que se aplica en Cuba desde el primero de enero de este año 2021 está muy bien pensada y se erige sobre ventajas y beneficios para apuntalar el futuro, al ser una oportunidad de impulso a la Estrategia de Desarrollo Económico y Social que el país se ha propuesto en aras de avanzar en medio de una crisis económica global provocada por la Covid-19.

Es la oportunidad de crecerse con firmeza y seguir adelante contra viento y marea, y una vía expedita para enfrentar el férreo y criminal bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por el gobierno estadounidense a la nación, el cual se ha recrudecido en los últimos tiempos, especialmente durante la administración de Donald Trump.

Constituye también la oportunidad de trabajar con el fin de lograr eficiencia en todas las esferas de la economía, además de la calidad en la producción de bienes y servicios, con el nivel de competitividad necesario para aportar en el incremento de las exportaciones y la sustitución de importaciones.

La Tarea Ordenamiento contribuye de manera específica al ahorro, tanto en el sector productivo como en el residencial, en el sentido de que posibilitará a la familia aumentar la conciencia acerca de esa necesidad, de lo contrario les afectará enormemente los bolsillos.

Como expresó recientemente el Presidente de Cuba, Miguel Díaz- Canel Bermúdez, la política de ahorro no debe ser coyuntural ante situaciones difíciles, sino una práctica cotidiana, un proceder que debe convertirse en regla.

Es de dominio generalizado que el país emplea cuantiosos recursos en la generación de energía eléctrica porque, aunque las tarifas han subido para el hogar y los centros de trabajo, un porcentaje de ese vital servicio seguirá subsidiado.

Igualmente, es una oportunidad de empleo para aquellas personas que no trabajan, con edad laboral y sin impedimento de ningún tipo. De hecho ya hay noticias alentadoras en varios territorios y áreas donde muchos hombres y mujeres han tocado puertas con el interés de ser útiles y ofrecer su granito de arena a la edificación de un mejor país para todos.

No cabe dudas de que la Tarea Ordenamiento también ha constituido un estímulo con el aumento del salario a los trabajadores, lo que permitirá que las riquezas se distribuyan mejor y se beneficien más los que más aportan y entregan brazo, inteligencia y corazón a esta obra que reclama el concurso de todos.

Aunque se han cometido algunos errores en su aplicación y el tema de los precios sigue siendo asignatura pendiente y polémica, existe consenso en que este empeño redundará en el impulso a la economía y la mejoría en la vida de la población, con la atención diferenciada y consecuente a los más vulnerables, una política que ha definido a la Revolución desde los días fundacionales de enero de 1959.

Deja una respuesta