Trabajadores del arte y la cultura en Santiago de Cuba respaldan sistema social cubano

Salvar a la Patria y a la Revolución deviene imperativo hoy para los cubanos, y para los artistas, intelectuales y trabajadores de la Cultura en Santiago de Cuba es esencial ofrecerle el respaldo al sistema político-social refrendado en la Carta Magna de 2019.

Integrantes del gremio se dieron cita en el Teatro Heredia, en esta ciudad, para reafirmar a través del arte y la cultura su apoyo al gobierno y la sociedad cubana que hoy libra batallas importantes contra la COVID-19 y el recrudecimiento del cerco económico, impuesto por Washington a La Habana.

Raulicer García, director provincial de Cultura, expresó el rechazo de los integrantes del sector a los conatos desestabilizadores del 11 de julio último y destacó el papel de los jóvenes creadores de la Asociación Hermanos Saíz y la Brigada José Martí en defensa del proyecto social.

Dijo que la sociedad cubana trabaja por resolver un conjunto de inconformidades, varias de ellas resultado del cruento bloqueo económico, comercial y financiero de la Casa Blanca durante casi 60 años, pero deben hacerse al interior del país sin injerencia, mercenarismo y distorsión de la realidad nacional.

García recusó las manifestaciones de violencia y en contra de los principios de la Revolución y llamó a la unidad de todos que, si bien no implica unanimidad, sí urge para salvaguardar la soberanía e independencia de la nación.

Desde el inicio de los sucesos, los artistas e intelectuales del territorio rebatieron las manipulaciones mediáticas que buscan deformar la realidad cubana actual y se erigen como caldo de cultivo para incentivar criterios de la opinión pública internacional contrarios al gobierno y pueblo de la mayor de las Antillas, sentenció.

Significó, además, que corresponde a los indómitos (como hijos de la Ciudad Héroe) proteger con mayor responsabilidad y compromiso la obra surgida el primero de enero de 1959, la cual entendió el acceso a la cultura como un derecho de todos los ciudadanos.

En ese sentido, Dagoberto Gaínza, Premio Nacional de Teatro 2021, agradeció a la Revolución la creación de escuelas e institutos de artes, y la posibilidad de convertirse en actor, sin otro recurso que la voluntad de aprovechar las oportunidades brindadas por esta.

De acuerdo con Gaínza, esos acontecimientos responden a intereses de más de seis décadas, pero ahora algunos se envalentonaron –movidos por grandes sumas de dinero- para subvertir el orden interior y dar una imagen falsa de ingobernabilidad en la mayor de Las Antillas.

Resaltó la valentía del pueblo cubano que salió a defender a la Revolución y expresó su confianza en la victoria final, a pesar de las dificultades vivenciadas en la actualidad.

Deja una respuesta