Trabajan en Songo-La Maya para detener éxodo de campesinos a la ciudad

 

Songo-La Maya, Santiago de Cuba, 15 may.— Songo-La Maya sufre un corrimiento de personas desde las zonas rurales a las mas urbanas. La CPA Salvador Allende de El Espartillal ha sido uno de los sitios golpeados por este fenómeno.

«Aquí teníamos 80 trabajadores y solo quedan 30». Lo dice Julio Colás Beltrán, Presidente de la CPA Salvador Allende. Habla justo bajo una de las más de 20 viviendas que se construyen en el lugar.

Las pequeñas casas de madera cuentan con una organización urbanística que permitirá electrificarlas y llevarles otros beneficios, asegura Alexis Mora, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular. Según el directivo tendrán una escuela, y bodega donde se podrán expender medicamentos.

Colás Beltrán habla a otros cooperativistas quienes viajaron hasta su asentamiento en construcción. Judith Rodríguez secretaria del comité municipal del PCC en Songo-La Maya comparte con los campesinos y les invita a seguir la idea. La secretaria da conocer la posibilidad total de apoyo del Partido y el gobierno locales.

La CPA Salvador Allende es cafetalera, pero un simple recorrido por sus instalaciones deja ver unas cien cabezas de ganado mayor, chivos y según se dio conocer hay un plan de cría de conejos y aves de corral.

La zona se ve despoblada, los verdes de los pastizales se unen a las montañas que desde el horizonte muestran la paz de la naturaleza, pero estos hombres y mujeres hacen lo posible por mantener a su gente. La construcción de estas casas puede hacer más cómoda la vida y la supervivencia de estructuras que ayudarán a su existencia y la producción de alimentos.

Por Rogelio Ramos Domínguez

Deja una respuesta