¿Transferencia o imposición tecnológica?

Santiago de cuba, 27 de jun. – La transferencia de tecnología muchas veces es considerada como la actividad que contribuye a que un agente se apropie de una tecnología a partir de los aportes de otro.

Esta definición supone al menos dos actores: uno que desarrolla la tecnología y otro que se la apropia. En este sentido se pudiera entonces considerar o no la acción de un tercer actor que mediaría en este proceso de apropiación, a través de asesorías, capacitación, difusión, implementación etc.

Un aspecto importante a considerar en todo momento es que la tecnología es un medio y no un fin en sí misma. Cuando esta forma parte de un proceso colectivo y participativo, tanto los fines (producto -proceso) como los medios (tecnología aplicada), deben ser discutidos y consensuados de manera conjunta entre todos los actores involucrados.

Desde esta perspectiva la transferencia de tecnología debe considerar su adaptación a un medio social o físico específico, a partir del principio que detrás del uso de cada tecnología están presentes las culturas, ideologías, necesidades y aspiraciones particulares que deberán ser consideradas.

Vele la pena, por tanto, hacer notar que el proceso de transferencia es radicalmente distinto al de imposición tecnológica que no incorpora las capacidades y los conocimientos preexistentes en el lugar donde se aplica.

La transferencia tecnológica se plantea como proceso de generalización, adaptación y transmisión colectiva de conocimientos, que pretende obtener resultados sustentables en el lugar donde se lleve a cabo.

Para lograr este objetivo, es necesaria la utilización de un número importante de técnicas y métodos participativos de comunicación, evaluación y ajuste, aplicados de manera sistemática durante el proceso de transferencia.

Todo ello, con la finalidad de valorar la capacidad real de adaptación de la tecnología en cuestión al medio particular donde se está aplicando. De esta forma, se construye teoría de la práctica y se fomenta un estilo de trabajo participativo y cooperativo que permite hacer realidad este enfoque de desarrollo.

Deja una respuesta