Un regalo para papá lo podemos hacer cada día

Santiago de cuba, 16 de jun. – Al igual que mamá, él también siente la satisfacción cuando el hijo o la hija le dice con cariño: ¡Papi yo te amo! O cuando  le tienen en cuenta para hacerle partícipe de sus logros, y por qué no, también de los momentos difíciles, de esos que se necesita del abrazo de una persona amiga y de unas palmaditas  convidándonos a seguir adelante.

Por estos días es muy fácil entregarle un obsequio a quien tuvo un papel determinante para nuestra existencia. No cabe dudas que compartir con nuestro  progenitor  la alegría de buenas notas, puede ser un buen motivo para que se sienta recompensado un día tan especial como el tercer domingo de junio. O es posible que el mejor regalo esté en nuestra graduación ya sea como  obrero calificado, técnico medio o universitario.

Cuánta satisfacción  siente un  padre ante  cada logro del hijo. No importa el tamaño ni la edad  para este hombre exigente, que parece rudo en la educación y le pide al pequeño cada vez más disciplina y mejor comportamiento, el hijo o la hija siempre es un muchacho que necesita del amparo, de los 20  centavos para la guagua, del abrigo cuando hace frío, de la sombrilla si llueve o hace mucho sol, y del consejo ante el más mínimo problema.

Para papá también debe estar presente  el regalo en  este, su día. No tiene que ser un perfume, ni el pulóver, ni un par de medias o un pañuelo. Pero si el abrazo, el cariño, la postal o simplemente un te quiero papá con el abrazo y el beso amoroso que, acciones que económicamente no cuestan nada pero afectivamente no tiene precio, y lo más importante,  seguro él nunca  lo olvidará.

Deja una respuesta