Un texto de cabecera: «El hombre de excepción. Episodios y facetas de Antonio Maceo»

Santiago de Cuba, 15 dic.— Cuando el libro llegó a mis manos pensé… ¿qué tiempo dedicaré a su lectura? ¿Cuán asombrosas pueden ser las anécdotas que cuenta el editor acerca del protagonista de La Protesta de Baragua? ¿Qué más puedo aprender del Maceo que palpita en la historia de la nación?, cuando en la Plaza de la Revolución que lleva su nombre y grado militar “Mayor General Antonio Maceo Grajales”, se presentaba este texto, en homenaje al aniversario 122 de su caída en combate.

Cada vez que me preguntaba, el volumen se me hacía más próximo, no sólo por la admiración hacia su escritor, el periodista e investigador histórico Joel Mourlot Mercaderes -quien además fue mi profesor durante los años de estudio en la carrera- sino por la cercanía del héroe coterráneo devenido Titán de Bronce y que afirmó ¡Todo por Cuba!

El hombre de excepción. Episodios y facetas de Antonio Maceo, como dice el buen cubano “atrapa” desde la primera página. Asombrosas historias –novedosas y poco tratadas por la historiografía- demuestran la grandeza de la obra y pensamiento de un hombre excepcional.

Como señala León Estrada en el preámbulo, estamos en presencia de una obra “que precisó hallar un orden adecuado de artículos, y enhebrarlos de tal forma que construyera un discurso armonioso con la trayectoria de su vida y el desarrollo cualitativo de la persona y de la ideología del héroe”. 

El hombre de excepción aglutina artículos publicados por el autor y reseñan más de 30 años de estudios relacionados con la guerra de independencia y sus protagonistas, en especial de Antonio Maceo.

Con sólidos argumentos y tras una búsqueda exhaustiva en archivos, Mourlot presenta al lector a un hombre de carne y hueso más allá de la gloria histórica que envuelve su personalidad. Fue un desafío para el autor provocar el pensamiento y no serán pocos los motivados a “devorar” el libro hasta la última página.

Con la presencia de personalidades del ámbito académico, histórico y sociocultural del país, entre ellos la escritora Marta Rojas, Omar López, Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba, profesores de la Universidad de Oriente, especialistas de la Sociedad Cultural José Martí, el Centro Provincial del Libro, la Dirección Provincial de Cultura, familiares, amigos, una representación masónica y de los trabajadores de la Plaza de la Revolución se presentó recientemente el libro.

Las primeras palabras de Mourlot fueron para la Dr.C. Olga Portuondo Zúñiga, Historiadora de la ciudad, a quien agradeció la confianza y colaboración para el desarrollo de este trabajo. A los que creyeron en él, el licenciado Julio Corbea Calzado, “a cuya idea responde el proyecto y quien ha sido aliento permanente”, al artista emérito Alberto Lescay y a Orlando Verges, director de la Casa del Caribe, palabras de gratitud.

La Casa del Caribe en colaboración con la Fundación Caguayo hizo realidad esta obra que desde ya se inscribe en la historiografía de la nación. En sus páginas valores humanos y el honor del Titán de los Maceo Grajales.

 
Por Kenia Tabares Robles/Foto: José Vladimir Pérez García (Tvsantiago)

Deja una respuesta