Una casa de orientación y de buenas acciones

Santiago de Cuba, 26 de feb.- Las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia (COMF) revolucionaron y fortalecieron su quehacer en 2018 en Santiago de Cuba, ya que por su desempeño abundan historias de vida de personas que han resuelto conflictos en el seno del hogar y otras incorporadas a faenas socialmente útiles.

  Uno de sus principales aciertos es haber incrementado el trabajo preventivo y de atención social, y la orientación y educación de la familia como célula fundamental de la sociedad que edificamos, con lo cual cumplieron objetivos de la Primera Conferencia del Partido y del Noveno Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

  Consideradas vía imprescindible para el quehacer de la organización femenina, existen nueve casas ubicadas en las sedes municipales que funcionaron con la participación de unos 210  colaboradores, entre ellos  psicólogos, sociólogos, abogados, oficiales de menores, fiscales, médicos, enfermeros, psicopedagogos, maestros y defectólogos que representaron una inestimable ayuda.

Otro logro es haber brindado como línea esencial la orientación  Individual, lo cual otorga a la Casa  mayor identidad, debido a que es el espacio en que los colaboradores la ofrecen de manera personal o cara a cara a toda persona que lo solicite, creando un clima de confianza propicio para el mejor entendimiento y la solución del problema.

  Esa acción permitió atender en 2018  a más de mil 800 personas, sobre todo mujeres y también hombres, con seguimiento oportuno sobre jóvenes desvinculados, violencia  intrafamiliar generada fundamentalmente por el consumo de  alcohol y otros factores, pensión alimenticia, guarda y cuidado, convivencia familiar, patria potestad y litigios relacionados con la vivienda.

  Gratificante fue la organización de talleres de valores y educativos en las comunidades de mayor complejidad social, donde abordaron temas desde el embarazo en la adolescencia, maternidad y paternidad responsable, prevención  del VIH, del cáncer de mama y cérvico uterino, de las drogas y otras adicciones, hasta el enfrentamiento a las indisciplinas sociales y  a las conductas inadecuadas que denigran la imagen de la mujer.

Sunilda Montes de Oca Tito, secretaria general de la FMC en el municipio de Santiago de Cuba, destacó que como resultado de la labor de las COMF  jóvenes que estaban desvinculadas o controladas por manifestar conductas especiales, se incorporaron a los programas de adiestramiento, a la Facultad Obrera-Campesina o al empleo de conjunto con la dirección de  Trabajo y Seguridad Social.

    No obstante, apuntó que la violencia sigue apareciendo como la primera causa para que las mujeres acudan a las casas, y hay historias de víctimas de violencia familiar que no tuvieron buen tratamiento por trabas en la denuncia del caso ante la Policía Nacional Revolucionaria, lo que demanda  aunar esfuerzos de todos los factores para lograr mayor efectividad, recalcó.

  Santiago de Cuba, Songo-La Maya y Contramaestre fueron los municipios que más casos atendieron y el motivo principal resultó la violencia en sus diferentes manifestaciones.

Se asumió con resultados laorientación y trabajo grupal, al realizarse acciones con diversos grupos compuestos por distintos segmentos poblacionales; así pudo hacerse labor diferenciada en centros de alta concentración de mujeres, organizaciones de base campesinas, Unidades Militares,  Escuelas Pedagógicas, CentrosMixtos para mujeres, Hogares Maternos, Casas de abuelos, Programas de adiestramiento, y en bloques y delegaciones de la FMC, dijo Montes de Oca Tito.

   Caridad García Rondón, jurista integrante de las COMF, señaló que es necesario ser más cuidadosos y proceder mejor en litigios relacionados con la vivienda por el organismo que dirige la actividad, ya que con frecuencia se analizan en esos espacios situaciones que involucran a las mujeres y no tienen, en ocasiones, las respuestas más adecuadas.

Un hecho muy positivo que retomarán este año es la experiencia de los meses de julio y agosto, cuando desarrollaron cursos cortos de verano con el objetivo de ocupar el tiempo libre de los jóvenes durante la etapa vacacional,en los cuales  se abordaron diversos temas de interés con gran aceptación para los jóvenes y las mujeres.

 La doctora María Julia Jiménez Fiol, coordinadora de la COMF en la provincia, enfatizó en la necesidad de fomentar los cursos de adiestramiento y la capacitación en sentido general para abordar estos y otros asuntos, y potenciar la igualdad y equidad de género  y el empoderamiento de la mujer,  que son antídotos ante estos problemas.

Por: Aída Quintero Dip.

 

 

Deja una respuesta