Una oferta que habla de mi Cuba con una expectativa de vida bien alta

Si alguien que no busca o no confía en las estadísticas dudara de que la expectativa de vida es alta en Cuba, estos tiempos de Covid-19 se lo pueden mostrar, por lo menos en la provincia de Santiago de Cuba.

Desde el pasado mes de junio diario, por decisión del Consejo de Defensa del territorio, en una única tienda situada en la intercepción de Aguilera y Hernán Cortés, se vende un módulo cárnico a esas personas catalogadas como vulnerables, adultos mayores a partir de los 80 años de edad, y todo esto se lleva a cabo bajo una estricta confrontación con un listado que aporta el área de salud de cada Consejo Popular y al mismo tiempo con la presentación del carné de identidad de la persona en cuestión, y de  la anotación en libreta de abastecimiento que rige el racionamiento en Cuba de algunos productos alimenticos, sin embargo a pesar de que a diario la cola es bastante amplia y ya valorábamos que se iría por una segunda vuelta, todavía hoy continúan llegando casos que desconocían de este beneficio.

Bien tenemos claro que la expectativa de vida en Cuba es alta ante una atención médica gratuita pues muchas personas van al médico por “cualquier cosa” lo que permite detectar las enfermedades a tiempo y facilitar la cura, pero además desde el nacimiento hay campañas de vacunación favorecedoras en la calidad de vida, a lo que se suma la atención a gestantes desde el momento que se detecta el embarazo y una amplia divulgación sobre medidas de prevención de enfermedades.

Claro, hay quienes ven solo del Sol las manchas y muchos no quieren reconocer que la esperanza de vida en Cuba es alta ante un sistema de salud que en medio de la covid-19 en su parte más tensa, por acá por Santiago de Cuba, mantuvo un pesquizaje diario con jóvenes estudiantes de la carrera de Medicina. Sí… Muchos son los grandemente empecinados en parte de este mundo en ver lo malo del país, pero si no lo reconoce, no está siendo objetivo.

Bien lo describe un internauta de tierras lejanas y lo reproducimos…

Desde edades bien tempranas tienes acceso al sistema de salud gratuito y OJO, Cuba es un país pobre. Les pongo un ejemplo, mi abuela se fractura la cadera allí, (algo bastante común en personas de la 3era edad), llaman una ambulancia, la vienen a recoger.. y ese día o al otro la operan.. Hoy ya hace de eso 4 años, y mi abuela va a cumplir 82. Esa misma historia,  la hacía porque me preguntaban al respecto, en un país suramericano que visitaba y un muchacho me decía: “A mi abuela le ocurrió lo mismo y estuvimos 6 meses para operarla…”  Esa realidad yo no lo podía entender.

Ejemplificaciones hay más que suficientes… Existe un plan de vacunación bien controlado, incluso si no acudes, te llaman o van a tu casa para vacunarte. Los niños en Cuba son prioridad y desde el embarazo, comienza el seguimiento sistemático pues la gestante tiene que pasar por diferentes especialistas, psicólogo, genética, etc. A los 5 meses, se realiza un eco, para visualizar corazón y otros órganos vitales. Si en este proceso, se prevee que el niño puede tener algún problema grave de enfermedad, a los padres se les informa y tienen que tomar la decisión de tenerlo o no.

Las bajas tasas de fecundidad y mortalidad infantil, y la alta esperanza de vida que tiene Cuba, son similares a las de muchas naciones industrializadas, y obedecen en gran medida a los notables avances logrados en los sectores de la educación y la salud. Claro a la vez, la prevalencia en el tiempo de esos indicadores condujo a la existencia de una situación demográfica compleja, relacionada sobre todo con el progresivo envejecimiento de la población y la tendencia a la disminución de esta al tener menos nacimientos, cuestión que para revertirla, ya se tiene diseñada una política que lleve a mejores registros en el 2030.

Visto de forma más específica “se prevé un aumento en la demanda de servicios de geriatría y gerontología, además de los vinculados con la seguridad y la asistencia social cuando de modo inverso, descenderán las necesidades de atención pediátrica y la de círculos infantiles, junto con una disminución en el número de alumnos en los diferentes niveles de enseñanza y en la disponibilidad de fuerza de trabajo.

Tal escenario  sitúa a Cuba próxima al umbral de lo que se ha dado en denominar una nueva Era Demográfica, caracterizada, entre otros aspectos, por una economía envejecida en la cual los recursos económicos consumidos por las personas mayores sobrepasan los gastados por niños y jóvenes”, de ahí que se realizan más de una veintena de programas prioritarios que ya esboza el Presidente Cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez en atención a la dinámica demográfica en nuestro país, claro siempre apoyando a la vez, la calidad de vida de este hombre y mujer que llega a los 80 años de edad y los sobrepasa.

Cierto, previstos en el Plan de la Economía está la atención por cada territorio, de la asignación de 50 millones de pesos destinados a financiar la construcción o remodelación de viviendas para familias con tres o más hijos, en municipios rurales donde ya decrece de forma natural la población… Se trabaja en lograr la estabilidad de las consultas a la pareja infértil, en el crecimiento de la oferta de toallas húmedas, jabones, coches, pero al mismo tiempo de culeros desechables, tanto para bebés como para ancianos, sin olvidar la producción de 21 200 sillas de ruedas, además de una prioridad, en medio de limitaciones, de sus medicamentos.

Deja una respuesta