Visión transdisciplinaria de la ciencia

Santiago de Cuba, 9 de nov.- Hablar de transdisciplina implica entender desde una mirada compleja la vinculación e integración de dos o más disciplinas, en el planteamiento de problemas que requieren la apertura de los distintos sistemas cognoscitivos que comparten unidades de análisis, desde una resolución colaborativa.

Sin embargo, aún existe un aislamiento no confeso entre las disciplinas y este peculiar fenómeno genera la demanda de estudios que promuevan enfoques más integradores.

Por su parte, en el país se están dirigiendo los esfuerzos hacia el fomento y consolidación de una cultura científica, que se corresponda con las exigencias y demandas de la realidad económico social actual, por lo que la comunidad científica, está forzada a remover los cimientos de concepciones tradicionales o heredadas del conocimiento hasta hoy día, que han oprimido durante mucho tiempo la capacidad creadora e innovativa, en el plano de las ideas y la práctica académica e investigativa.

Si bien es cierto que Santiago de Cuba exhibe un capital científico significativo y que por dos décadas o más, ha invertido en un numero sustancial de proyectos de ciencia, tecnología e innovación, urgen nuevos enfoques (no parcelarios que aún perduran en algunos profesionales de la ciencia) para poder llevar adelante las transformaciones sociales, a las que nos convoca la alta dirección del país y de la provincia.

Esto sugiere que en lo adelante se ponderen proyectos que posean equipos de investigación con disposición para la cooperación, a partir de una mentalidad flexible y de cambio, con miradas más abarcadoras, elevada actualización de los conocimientos que marcan las pautas y avances de cada disciplina, en el que prevalezcan los principios éticos esenciales: colectivismo, ayuda mutua, desinterés, sencillez, humildad, solidaridad, cultura del diálogo, crítica constructiva y disposición al consenso, donde además, exista la apertura para la selección o creación de terminologías y fundamentos cognoscitivos que generen una comunidad de lenguaje y de objetivos comunes de investigación.

Se precisa igualmente, la selección o creación de una metodología que posibilite la interacción armónica e igualdad de derechos de todas las disciplinas implicadas, a los efectos de que estas brinden su posible aporte a la solución del problema dado, la determinación del grado de complejidad inmediato y mediato para resolver la finalidad de la investigación y la correlación optima del nivel profesional de los integrantes del equipo.

Deja una respuesta