El barrio, los jóvenes y el capitalismo

Santiago de Cuba, 1 de feb. – El barrio es la casa grande, la de todos. Es también el lugar de la opinión. Allí se arman grupos espontáneos que hablan con desenfado de todo o de casi todo; se cuentan informaciones tan inmediatas que harían palidecer de sana envidia a buena parte de nuestra prensa. Solo que los informantes voluntarios suelen ser inexactos, gustan de exagerar y añadir a lo supuestamente ocurrido datos e interpretaciones de su propia cosecha.

Leer más